Representantes de la Asociación de Avicultores del Paraguay (Avipar) denunciaron la intención de la Municipalidad de Luque de cobrar de manera ilegal una tasa por el servicio de re-inspección sanitaria en los puntos de venta de carne de pollo y la amenaza de confiscación de los productos.

Al respecto, el Dr. Hugo Idoyaga, presidente del Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), expresó que el servicio veterinario oficial es la única institución autorizada por ley y normas internacionales a realizar los servicios de inspección sanitaria y percibir la tasa por dicho servicio.

El Senacsa desautorizó a cualquier municipio a realizar cualquier control sanitario a los productos avícolas en los locales de venta del país. Idoyaga manifestó que este arancel no corresponde y solicitó a la Municipalidad de Luque a respetar la ley y las reglas.

Invitación al canal de WhatsApp de La Nación PY

Por su parte, Blanca Ceuppens, representante de Granja Avícola La Blanca SA, destacó que las plantas avícolas respetan las leyes y pagan sus aranceles para la certificación sanitaria. Expresó que los consumidores pueden estar tranquilos porque los productos que son ofertados son estrictamente controlados y presentan las garantías. Representantes de Avipar informaron que la Municipalidad de Luque quiere cobrar una tasa de G. 30 por cada ave en concepto de inspección sanitaria.

Dejanos tu comentario