Un grupo de exploradores estadounidenses aseguran haber encontrado los registros de vuelo del Eastern Air 980 cerca de la región de Mesa Khala, en el departamento de Oruro.

El 1 de enero de 1985 la Aerolínea de vuelo Eastern Air 980, que viajaba de Asunción a Miami, tenía previsto realizar una escala en la ciudad de La Paz. Empero, ésta se estrellaba con el Illimani dejando el saldo de 29 personas fallecidas y ningún rastro de los restos de la aeronave, al menos, hasta ahora.

Pues un grupo de exploradores estadounidenses aseguran haber encontrado los registros de vuelo del Eastern Air 980 cerca de la región de Mesa Khala, en el departamento de Oruro.

Dan Futrell e Isaac Stoner son los dos exploradores y ex oficiales de infantería que, tras una semana de búsqueda, aseguran haber encontrado los primeros rastros conocidos del avión que se estrelló con el Illimani. Ambos retrataron su hazaña en su página operationthonapa.com, donde relatan día a día su experiencia en el altiplano boliviano.

"Empezamos este viaje con el objetivo de encontrar la caja negra - la grabadora de voz de la cabina y el registrador de datos de vuelo - del Eastern Airlines vuelo 980. También teníamos la meta de vivir una vida de aventuras, para desafiar a nosotros mismos física y mentalmente, y para volver con una historia", señala la introducción de su relato.

Futrell y Stoner aseguran haber realizado su búsqueda cerca de la Mina Mesa Khala, aunque no especifican el por qué elijieron este lugar. Eso sí, señalan que, bajo su hipótesis, y por el impacto del choque, "el metal cayó 4000 pies hacia abajo desde el lugar del impacto".

Durante sus primeros tres días de búsqueda, señala, encontraron pedazos de metal que tenían el color anaranjado de un lado y el color verde del otro. Aunque estos hallazgos les brindaban alguna esperanza de lograr su objetivo, no había alguna prueba clara de que se tratase de la caja negra o el registro de vuelo del avión.

"En el tercer día nos comprometimos a buscar en la enorme zona. Si los registradores estaban aquí, queríamos cubrir la mayor área posible. Y cuanto más se realizaron búsquedas, más Isaac creció obsesionado con encontrar las grabadoras", relata el mencionado texto.

Fue, precisamente, al culminar el tercer día que "Isaac hixzo lo que había hecho cientos de veces durante los tres días anteriores, girar las piezas de metal para comprobar su color".

Fue grande su sorpresa cuando descubrió que la sexta pieza de metal que había encontrado, al voltearla, era naranja como los anteriores cinco hallazgos, pero contenía una envoltura de plástico y unos cables saliendo de ella.

"En una envoltura de plástico alrededor de los cables estaba escrito "CKPT VO RCDR". Dulce confirmación", señala el texto escrito por Dan Futrell.

"Esta pieza confirmó que habíamos encontrado lo que buscábamos, y que las cinco anteriores piezas también fueron parte de los registradores. Este descubrimiento cambió inmediatamente el ánimo. Nos habíamos hecho accidentalmente lo que intentamos hacer", añade.

Futrell asegura también que se encontró un rollo de cinta magnética, que "tal vez sea de un registrador de vuelo o videos caseros de equipaje de alguien. Vamos a trabajar con algunos expertos para determinarlo. Tenemos la esperanza, pero puede ser ilegible por ser un rollo deteriorado".

El explorador estadounidense finaliza con la seguridad de que "hay mucho trabajo por hacer" y con la esperanza de que "este viaje podría proporcionar algunas respuestas" del accidente ocurrido hace 31 años.

Eso sí, señala sentirse feliz por lograr el objetivo que tuvieron en su viaje a Bolivia.

El accidente de hace 31 años

Según un artículo publicado en Wikipedia, El 1 de enero de 1985, el vuelo 980 de Eastern Airlines, un Boeing 727-200, impactó en el nevado Illimani a una altura de 6,530 mmsnm. El avión había despegado del aeropuerto Internacional Silvio Pettirossi en Asunción, Paraguay, con destino al aeropuerto Internacional El Alto en La Paz, Bolivia. Todos los 19 pasajeros y 10 tripulantes fallecieron.

Los pilotos del Boeing reportaron que estaban cruzando la intersección DAKON, a 55 Millas al Sur-Este de La Paz a 25 mil pies de altura sobre el nivel del mar. El ATC autorizó a la tripulación para descender a 18 mil pies, lo que fue confirmado y ejecutado por los pilotos.

Aunque se suponía que el Boeing 727 aproximaría La Paz a través de la vía aérea UA 320, en un radial de 134°, la tripulación desvió la aeronave notablemente después de la intersección DAKON por razones que se desconocen hasta el día de hoy. Se cree que la tripulación estaba tratando de evitar el mal clima.

El avión impactó a 19.600 pies al nivel del nevado andino Illimani, cuyo pico está a 21.000 pies sobre el nivel del mar, aproximadamente a 26 millas naúticas del VOR/DME de La Paz y a 25 millas náuticas de la Pista 09R del Aeropuerto Internacional El Alto, La Paz. Fuente: Urgentebo.

Las piezas que Futrell y Stoner encontraron en Mesa Khala. Foto: oprationthonapa.com.