El obispo émerito del Alto Paraná, Óscar Páez Garcete, fue encontrado sin vida este martes cerca del mediodía en una de las habitaciones del obispado de Concepción. Se presume que su deceso habría sido por un infarto. Sin embargo, oficialmente aún no se ha dado a conocer un informe forense sobre las causas de su fallecimiento.

El obispo murió a los 78 años y sus restos serán velados en la Catedral de Concepción, según informaron a la 780 AM allegados al entorno del prelado.

Óscar Páez nació en la localidad de Loreto el 1 de setiembre de 1937, y se ordenó presbítero en Roma en el año 1961. Además fue consagrado obispo de la diócesis del departamento de San Pedro en agosto de 1978. Posteriormente fue llevado a la diócesis de Alto Paraná donde prestó servicios hasta retirarse.

En los últimos meses estuvo viviendo en una de las habitaciones del obsipado de Concepción, donde este martes fue hallado sin vida por sus allegados.