Las 18 víctimas fatales que dejó la violencia en el fútbol paraguayo, en los últimos 10 años, es un dato vergonzoso que debe movilizar a las autoridades locales a promover acciones para erradicar a los violentos. A pesar de que oficialmente desde la dirigencia del fútbol paraguayo todos niegan que se sigan entregando entradas a los miembros de las barras bravas o hinchadas organizadas, es casi un secreto a voces de que las hinchadas de los clubes más importantes o de mayor convocatoria como Cerro, Olimpia, Luqueño y Guaraní siguen consiguiendo los tickets para entrar a los estadios.

En efecto, hace unas semanas el propio fiscal Emilio Fúster, designado por parte del Ministerio Público para encargarse de los eventos deportivos, aseguró que los hinchas de Olimpia y Cerro todavía siguen cobrando. Fue después del trágico suceso que cegó la vida del joven Elías Rojas, de apenas 18 años, que ocurrió el 21 de febrero pasado, tras el último clásico entre Cerro Porteño y Olimpia.

De acuerdo con los datos recabados por La Nación, de las 18 muertes ocurridas desde el 2007 hasta ahora, apenas dos se sucedieron en las inmediaciones del Defensores del Chaco, principal escenario de los eventos futbolísticos del país. El resto de los crímenes ocurrieron en barrios alejados de Sajonia –donde está ubicado el Defensores– o directamente en ciudades de la zona metropolitana.

Los datos refuerzan la teoría de que la violencia en el fútbol se genera y tiene consecuencias más directas en las afueras de los estadios y no precisamente dentro de los escenarios deportivos. Esto hace que la responsabilidad de controlar a los violentos caiga directamente sobre la Policía Nacional y el Ministerio Público. Sin embargo, el departamento de Eventos Especiales y Deportivos de la Policía designa a 1.500 oficiales por cada fin de semana para cubrir los seis partidos de la APF, cifra que se duplica cuando se tiene el partido más importante: el clásico entre Cerro Porteño y Olimpia.

Desde el lunes último, La Nación viene publicando una serie de notas sobre la violencia del fútbol local, demostrando con datos estadísticos la cantidad de público que convoca cada encuentro deportivo, los lugares más concurridos y las recaudaciones que obtienen los clubes. Igualmente, se demostró con esta serie las precarias condiciones en la que se maneja el departamento policial encargado de hacer los controles preventivos para garantizar la seguridad en los estadios. Por ejemplo, esta unidad policiaca no tiene un sistema informático integrado para identificar a los violentos, cuenta con apenas dos patrulleras y dos motos.

LAS PROPUESTAS DE LOS CANDIDATOS

En ese contexto y para saber qué proponen desde la APF –que tendrá elecciones el próximo 25 de abril–, consultamos con los candidatos sobre la propuesta que tienen para eliminar la violencia. Todos coincidieron en un punto determinante: se deben eliminar las entradas de favor a las barras. Igualmente, hablaron de proyectos y nuevamente prometieron que se harán las cosas que sean necesarias para erradicar a los violentos de las canchas y hacer que la familia paraguaya vuelva a los estadios de fútbol sin temor.

Ramón González Daher.

Ramón González Daher: “Nosotros vamos a poner mano dura al manejo de esta situación”

Ramón González Daher es el actual presidente de la APF, pero también presenta su candidatura para el período que empieza en abril. Según él, están siempre en conversaciones permanentes con las autoridades policiales para tratar de erradicar la violencia en el fútbol local.

El ex presidente del Sportivo Luqueño señaló que incluso el propio presidente de la República, Horacio Cartes, le manifestó su preocupación por este tema y que desde el Ejecutivo tendrán todo el apoyo para tomar las medidas que sean necesarias. "El presidente está enterado de todo lo que pasa y se muestra muy preocupado. Tenemos el firme respaldo de Cartes para trabajar en este asunto", expresó.

Para él, la situación de los violentos en las barras obedece a una cuestión social muy grande, que requiere de una solución más compleja y el trabajo no solo de la APF, ni de la Policía, sino también de la participación de otras instituciones, tanto estatales como privadas.

"Nosotros vamos a poner mano dura al manejo del esta situación. Vamos a tratar de erradicar totalmente la violencia, porque esto hace alejar a los hinchas de verdad, que quieren ver a sus clubes. Tenemos que lograr evitar que se sigan regalando entradas a los barras", enfatizó.

En cuanto a la seguridad dentro de los estadios, señaló se está cumpliendo un trabajo eficiente, ya que no se reportan casos graves en los estadios. Agregó que lo que ocurre en ciudades lejanas de los escenarios deportivos escapa completamente de las posibilidades de la APF para intervenir.

"Tenemos 60 cámaras en el Defensores y en las adyacencias. En todos los estadios tenemos cámaras, cuyas imágenes siempre están a disposición de la Fiscalía y de la Policía", dijo.

Federico Acosta: "Tenemos que volcarlo consiguiendo primero un trabajo para el joven barra"

Federico Acosta, ex presidente de Guaraní y ex miembro del Comité Ejecutivo de la APF y que también aspira a la presidencia de la Asociación, dijo que uno de sus temas centrales de asumir el cargo será trabajar en un proyecto que sea totalmente inclusivo para los barras, y no represivo. Señaló igualmente que está en contra de dar entradas de favor a los miembros de estas hinchadas.

Aseguró que hace tiempo vienen trabajando en todo lo que tenga que ver con el mundo de los miembros de los barras y que el problema pasa muchas veces por la falta de oportunidades que tienen los jóvenes para tener una especie de identidad, por lo que recurren a los grupos que son los que violentan el fútbol evocando un supuesto amor por sus clubes.

Acosta expresó que su proyecto, denominado "Construyamos", se basa en dos puntos fundamentales, que tienen que ver con la parte futbolística, violencia y las finanzas. En lo que tiene que ver con la violencia, el programa trata de establecer alianzas con ONGs o empresas que necesiten mano de obra y hablar con los líderes de los barras para establecer estos contactos.

"Gracias a un estudio realizado por Sandro Orlandelli, un consultor que trabajó en Inglaterra para eliminar a los violentos hooligans, tenemos un patrón con respecto al barrabrava en nuestro país. Generalmente, son jóvenes que en la semana no tienen trabajo y el fin de semana, al tener ese contacto con la gente, con la bandera, con ser la atención de todos mientras va por la calle, entonces encuentra un sentido de identidad. Ese sentido tenemos que volcarlo consiguiendo primero un trabajo para el joven y luego fortalecer la educación de todos", aseveró.

El dirigente aurinegro es consciente de que su proyecto suena muy ambicioso, pero afirmó de que si en otros países se pudo establecer, también acá se puede llegar a eliminar la violencia, pero en el marco de un plan o proyecto inclusivo, que sea beneficioso para el barrabrava en el sentido de que deje la violencia, lo que servirá a su familia y, por ende, a la sociedad.

Robert Harrison: "Las entradas de favor son una de las principales causas de violencia"

"Ahora estoy saliendo de la Fiscalía, justamente estuvimos hablando de este tema, que es un mal que nos involucra a todos y que tenemos que trabajarlo entre todos, para que por fin podamos terminar con la violencia en nuestras canchas", afirmó ayer Robert Harrison, titular del club Nacional y también candidato a presidente de la APF.

Precisó que el problema de la violencia es un tema que involucra a todos los sectores, empezando por el Ministerio Público, la Policía y otros referentes de la sociedad para que, en forma conjunta, se encuentre una solución. "Tenemos que ser conscientes de que esas entradas de favor es una de las principales causas de la violencia, ya que se les regala, se les da la posibilidad justamente a que dos o tres violentos empañen cualquier tipo de situación y alejen a las familias de las canchas", subrayó.

Seguidamente, Harrison aseveró que si ahora que es candidato ya le preocupa, si llega a ser presidente, la violencia va a ser uno de sus principales temas a resolver. Añadió que con su equipo están analizando profundamente las medidas a ser adoptadas y que, en caso de que accedan a la presidencia, trabajarán en ello desde el primer día. "Somos conscientes de que tenemos que hacer el máximo esfuerzo pero entre todos, porque sin tener seguridad en las canchas, no podemos hacer absolutamente nada" sentenció.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar