Jalil Rachid asumió oficialmente en la mañana de este jueves como nuevo viceministro de Seguridad Interna. Lo hizo en reemplazo de Javier Ibarra, quien presentó renuncia al cargo la semana pasada. En un breve discurso, Rachid consideró como “un privilegio” formar parte del equipo de trabajo del Ministerio del Interior, según el reporte de la agencia IP Paraguay.

“Para mi es todo un honor volver a trabajar con mucha gente con la que ya había trabajado anteriormente”, dijo Rachid al asumir el cargo y comprometer todo el esfuerzo para desarrollar un trabajo coordinado tanto dentro del Ministerio del Interior como con las demás instituciones.

“El flamante” viceministro de Seguridad Interna, Jalil Rachid, como lo presentó, el Ministro del Interior, Francisco De Vargas, aseguró que la designación del reemplazo de Ibarra obedece a criterios técnicos, según reportó Mariano López para la 970 AM.

Sin preguntas

Esta mañana se desarrolló una conferencia de prensa para realizar la presentación oficial del encargado de la Seguridad Interna del país, en la que no permitieron a los periodistas hacer alguna pregunta.

El ministro del Interior, De Vargas recalcó que se trabajará en equipo para mejorar la seguridad, no solo a nivel del Ministerio del Interior, sino de forma interinstitucional, con especial énfasis, con el acompañamiento de la Senad.

Jalil Rachid es abogado y notario, con maestría en Derecho Penal. Se desempeñó como docente de Derecho Agrario en la Universidad Católica y fue agente fiscal de la unidad penal especializada en la lucha contra el narcotráfico y delitos contra el medioambiente en los departamento de Canindeyú y Caazapá.

Repudio

Su designación en el cargo fue repudiado por diversos sectores sociales que se manifestaron frente al Ministerio del Interior ya en la tarde de este miércoles. Los cuestionamientos apuntan contra su actuación como fiscal en el caso conocido como la “Masacre de Curuguaty” ocurrido en 2012.

Refiriéndose a este punto, De Vargas, señaló que el caso tiene un “alto contenido político” y que la responsabilidad de juzgar los hechos ya están en manos del Poder Judicial. “Pese a las críticas, que entendemos son válidas en un estado democrático, estamos obligados en nuestro carácter de funcionarios públicos a atenderles, pero los cuestionamientos son sobre hechos que ahora están siendo juzgados por el Poder Judicial, no nos adelantemos a los hechos”, dijo el ministro.

Dejanos tu comentario


Encuesta finalizada
¡Gracias por participar!

Click para votar