Eduardo Rivera se ganó la consideración luego de que al frente del Sportivo Luqueño peleara por llegar a la final de la Copa Sudamericana, que la ganó el Independiente de Santa Fe, Colombia, equipo que eliminó precisamente a los auriazules en las semifinales.

El trabajo de éste veterano orientador, llamó la atención de la dirigencia gumarela, que no escatimó esfuerzo para lograr su contratación.

Recordemos que la dirigencia liberteña tuvo la intención de pelear por el título del torneo Clausura, pero una campaña irregular lo imposibilitó.