Englefield, Reino Unido | AFP |por Justin TALLIS con Robin MILLARD en Londres.

Pippa Middleton, que con un ceñido vestido causó sensación en la boda de su hermana Catalina y el príncipe Guillermo de Inglaterra, llegó este sábado a la iglesia de San Marcos de Englefield, al oeste de Londres, para casarse con el financiero James Matthews.

A su llegada a la iglesia, vestía un modelo tradicional de encaje blanco, con un escote en la espalda en forma de corazón y un cuello chimenea, obra del creador británico Giles Deacon, muy alejado del vestido diseñado por Alexander McQueen con el que se dio a conocer en la boda de su hermana en 2011.

Pippa se dirigió a la pequeña iglesia del Bershire, su región natal, a bordo de un Jaguar descapotable de 1951 y en compañía de su padre, Michael. Ahí la esperaba su futuro marido, James Matthews, un rico gestor de fondos de inversión de 33 años, expiloto de carreras profesional y heredero del título escocés de Lair of Glen Affric, con el que se comprometió el 17 de julio de 2016.

El príncipe Enrique, que acudió sin su novia, la actriz estadounidense Meghan Markle, llegó con su hermano el príncipe Guillermo y su esposa, Catalina, que vestía un vestido y un sombrero rosa.

La duquesa de Cambridge posó junto con su hijo, el príncipe Jorge, de tres años, y su hija, la princesa Carlota, de dos años, que ejercerán respectivamente de paje y de dama de honor de la novia.

 ‘Reconocimiento mundial’

Pippa es la segunda de los tres hermanos Middleton, un año más joven que Kate y cuatro mayor que James, empresario.

Nacida el 6 de setiembre de 1983, Pippa pasó su infancia en Ammán, Jordania, donde su padre Michael Middleton trabajaba para British Airways, antes de estudiar en algunas de las mejores escuelas privadas británicas a su regreso al país.

Se graduó en literatura inglesa por la Universidad de Edimburgo y se convirtió en habitual de las fiestas de la alta sociedad de Londres.

Su espectacular estampa hace seis años en la boda de su hermana con el futuro rey, le valió que miles y miles de personas se adhirieran en la red social Facebook a la "Pippa Middleton Ass Appreciation Society"("Sociedad de admiradores del trasero de Pippa Middleton") que aún tiene 200.000 seguidores.

"Es un poco sorprendente conseguir el reconocimiento mundial, si esa es la palabra correcta, antes de los 30 años gracias a tu hermana, a tu cuñado y a tu trasero", comentó con humor la interesada.

Pippa Middleton disfrutó de mucha atención tras la boda, en la que salió al balcón del palacio de Buckingham para saludar a la gente, una estampa clásica de los festejos reales.

Empezó a trabajar en el negocio familiar de organización de fiestas y publicó un libro sobre este tema, por el que recibió un generoso avance, y que despertó ciertas burlas por algunas obviedades, como que las carreras de sacos acaban cuando el primero cruza la línea.

Tuvo también una columna en la revista mensual de los supermercados Waitrose, pero poco a poco empezó a perder protagonismo, hasta la boda de este sábado.

Pippa seguía en el circuito social, y se la veía cada año en la tribuna real del torneo de tenis de Wimbledon.

En este tiempo tuvo relaciones con el jugador de críquet Alex Loudon y el corredor de bolsa Nico Jackson antes de emparejarse con Matthews.