La disyuntiva oposición versus colorados ya ha pasado a la historia, por más que la polarización entre los dos partidos históricos aún esté dada en el recuento de los votos

Edición lmpresa