La maquinización del brazo Aña Cuá del río Paraná para el aprovechamiento de las aguas que se escurren sin provecho para nadie por el vertedero que el complejo hidroeléctrico de Yacyretá tiene en ese sitio se lanzó oficialmente la semana pasada.

Edición lmpresa