Existen más de 500 km de hermosas playas de aguas cristalinas en el estado brasileño de Santa Catarina. En esta nota te recomendamos algunos destinos ideales para disfrutar en familia o con los amigos en estas vacaciones.

Por Nora Vega

Florianópolis

Si estás buscando opciones para pasar las vacaciones en el Sureste de Brasil, Florianópolis es el lugar perfecto. Se trata de una isla paradisíaca, que gracias a su gran variedad de playas, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos no solo del país, sino también de América del Sur.

Las mejores playas de Florianópolis son: Ilha do Campeche, Praia da Joaquina, Praia Mole, Praia Brava, Praia da Lagoinha, Lagoinha do Leste, Praia do Forte, Praia da Armação, Barra da Lagoa y Jurerê Internacional. Son un total 42 balnearios diferentes.

Este destino se caracteriza por la calidad de vida de las personas, los excelentes hoteles y la amabilidad del trato de su gente. Es una mega ciudad moderna con una fortaleza colonial del siglo XVI y tranquilos mercados y parques. También es un excelente lugar para deportes como el surf y el buceo.

En el centro de la isla se encuentra Lagoa de Conceiçâo, una preciosa laguna con hoteles, bares y restaurantes. Es considerado como el un punto de vida nocturna popular en Florianópolis. No dejes de disfrutar en sus barcitos que cuentan con música en vivo y de probar sus deliciosos mariscos.

Bombinhas

Bombinhas es una de las playas más lindas del Sur de Brasil, su geografía y sus aguas verdes y cristalinas dispuestas alrededor de una península la hacen un destino muy concurrido porque cuenta con un paisaje hermoso por donde se le mire.

Aquí existe además muchísima oferta hotelera, una gran variedad de restaurantes y de escuelas de buceo que ofrecen excursiones y cursos. Eso sí, tenés que saber que sus playas son excesivamente concurridas en los meses de verano.

Algunas de las playas son urbanas como la misma Bombinhas y su hermana Bombas. Los deportistas amantes del surf se citan en Cuatro Islas y Mariscal, playas de mar abierto al Atlántico y grandes olas.

Si buscás lugares tranquilos, tenés que ir a las playas de Sepultura, Da Lagoa o Canto Grande (de aguas muy serenas). Y si lo querés es tranquilidad y desaparecer del mundo, tu lugar está en la playa de Porto da Vó o la Vermelha, que con su arena rojiza es todo un espectáculo. ¡Vale una caipiriña bien helada!

Garopaba

Si lo tuyo es el ambiente surfero y algo hippie, este es tu lugar en Santa Catarina. Es una pequeña localidad fundada a mediados del siglo XIX, convertida en un centro de turismo relajado y algo alternativo.

Sus costas de arena blanca y la sierra verde de telón de fondo harán que tengas unas vacaciones de ensueño. Imperdible en esta playa es el trekking hacia el sur. El cruce hacia Praia Vermelha, más allá de ser un trecho de una hora caminando sobre el morro, el paisaje, la aventura y la experiencia de hacerlo es memorable.

Las playas más importantes son: Silveira, Baixo Beach y Ferrugem. Esta última se ha vuelto uno de los destinos de moda, ya que pone a disposición del turista buenos servicios y es un lugar en donde se mantiene la magia de Brasil.

Ferrugem es un hermoso balneario que se encuentra al lado del pueblo de Garopaba, a escasos 80 kilómetros de la ciudad de Florianópolis. Se destaca por sus hermosas aguas y porque se encuentra rodeada por los morros (cerros) por lo que se puede disfrutar de un paisaje espectacular.

Además de las hermosas playas, Ferrugem tiene bastante vida nocturna en donde se destacan sus bares y pubs, que se encuentran abiertos hasta la madrugada, algunos muy bien ubicados sobre la playa para presenciar el amanecer. Es un excelente destino para ir con los amigos.

Balneario Camboriú

Ubicada a 84 km de Florianópolis, esta es una ciudad planificada para el turismo y es la más visitada del estado sobre todo por argentinos, uruguayos y paraguayos. Fue fundada en 1965 y es un típico ejemplo de balneario para el visitante.

Esta ciudad cuenta con todos los servicios, por lo que resulta un lugar ideal donde encontrarlo todo, especialmente cuando se viaja en familia.

En la avenida Atlántica existe una infinidad de propuestas gastronómicas, que se especializan en frutos del mar, todo tipo de platos hechos en base a pescado y mariscos. Asimismo, se puede encontrar restaurantes de cocina internacional y todo tipo opciones culinarias. También es el lugar de entretenimiento, tiendas y discotecas.

Su extensa playa sobre la que se vuelcan hoteles, edificios y tiendas la convierten en una apuesta segura y confortable. Además, se ofrecen paseos en barco, el espectáculo nocturno Cristo Luz y el Parque Unipraias, al que se sube en un teleférico.

Entre las playas renombradas se encuentran: Praia Central, Laranjeiras, Do Estaleiro, Do Estaleirinho, Do Buraco, Taquaras, Taquarinhas y Do Pinho. Y entre sus principales atractivos se encuentra el parque temático Beto Carrero World, muy concurrido por los turistas.

Imbituba

La naturaleza es el mayor atractivo de Imbituba. La particular belleza de la Praia do Rosa está dada por su forma y está rodeada de morros verdes y con dos lagunas en el medio: la Lagoa do Meio, justo en el medio de la playa, y la Lagoa do Canto, más pequeña hacia el lado Sur.

Imbituba fue reconocida por la Unesco como una de las más bellas bahías del mundo por la combinación de mar, laguna y selva conservada. Posadas de lujo y restaurantes sofisticados atraen un selecto grupo de turistas, así como surfistas. Las mejores playas son: Praia do Rosa, Praia da Vila, Praia de Ibiraquera y Praia da Ribanceira.

La Playa de Itapirubá cuenta con numerosos hoteles y restaurantes. La Playa d’Água, es más agreste y solamente se puede llegar a través de senderos. Además, excelente lugares para la pesca pueden ser encontrados en los muelles de la Playa do Porto.

La costa de Imbituba cuenta con cuatro islas: Araras, Batuta, Santana de Dentro y Santana de Fora. En todas las playas de la ciudad, se pueden observar a las ballenas-francas durante su período de reproducción. Otro gran atractivo de esta zona.