El fiscal general del Estado (FGE), Javier Díaz Verón, reafirmó su postura que no renunciará a su cargo mien­tras duren las investigacio­nes en su contra y sostuvo que no está en sus intencio­nes "salir por la puerta del costado". Indicó que solo permanecerá en sus funcio­nes para demostrar su ino­cencia ante las acusaciones de enriquecimiento ilícito, tras la filtración de audios del Jurado Enjuiciamiento de Magistrados (JEM).

Díaz Verón manifestó que se trata de la honra de su familia teniendo en cuenta que se lo acusa de utilizar a sus familiares de pres­tanombres en la adquisi­ción de bienes. "Esta es una cuestión delicada que hace a la honorabilidad de mi familia, creo que una vez que se aclare todo esto voy a tomar la determinación de dar un paso al costado o no, pero hoy mi prioridad es aclarar esto", manifestó durante una entrevista en Telefuturo.

El fiscal general también insistió en que está en con­diciones de demostrar los bienes con los que cuenta y agregó que los datos publi­cados por algunos medios de comunicación no son auténticos. "Es más, yo me considero inocente y eso es lo que quiero hacer, acla­rar esta situación a través de medios probatorios que están a mi alcance", indicó.