El barrio modelo San Francisco, ubicado en Zeballos Cué, Asunción, reforzará los programas de combate a las adicciones. Será a tra­vés de la instalación de un puesto permanente de ins­tituciones como la Secre­taría Nacional Antidrogas (Senad) y el Ministerio de Salud Pública, que desarro­llarán programas específi­cos para los nuevos pobla­dores.

Así lo adelantaron repre­sentantes de la Secretaría Nacional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat), en refe­rencia al grado de afectación que la dependencia de las drogas tiene especialmente en las zonas ribereñas de la capital. Los detalles del plan serán presentados en breve.

La exposición de jóvenes e incluso niños ante el peligro de las drogas quedó una vez más señalada el pasado jue­ves, cuando una beneficiada con las viviendas sociales fue detenida en el marco de un operativo antidrogas lle­vado adelante por el Minis­terio Público.

En referencia al caso, repre­sentantes de los vecinos reconocieron la existencia del flagelo, pero pidieron no ser discriminados por ello.

Al contrario, valoraron que el esquema contemplado por el Gobierno para la instalación de la urbanización también incluya la asistencia a quienes hayan caído en la adicción.

En San Francisco continúa la mudanza de las familias.FOTO: ARCHIVO
En San Francisco continúa la mudanza de las familias.FOTO: ARCHIVO

TESTIMONIO

Como testimonio, la señora Fabiana Florentín, una de las beneficiarias, relató su experiencia: "Yo era una persona adicta y no estoy orgullosa de mi pasado, pero yo vine acá en busca de un futuro mejor para mis hijos. Con mis 28 años de edad, hay otras con 50 años que nunca tuvieron esta oportunidad como ahora", sostuvo.

Mencionó que nunca antes supo "sobre las entidades que nos pueden ayudar para salir de las drogas para tener un buen trabajo o un buen estudio".

"Acá habrá un apoyo para los drogadictos (…). Los doctores que actual­mente se encuentran tam­bién están ayudando a los muchachos adictos en el centro de salud", agregó doña Fabiana.