Los proyectos de inversión privada generaron cerca de 2.000 empleos directos en el 2017 en diversos sectores gracias al trabajo articulado y gestión interinstitucional desempeñado por el Consejo de Inversiones (CI), órgano que dictamina sobre los planes de inversión de capital de origen nacional y extranjero, informó la Secretaría Técnica de Planificación (STP).

Los nuevos puestos de trabajo se incrementaron en un 10% con respecto al 2016, pero el número de proyectos fue menor en un 7%. Sin embargo, el monto total de capital inyectado a la economía fue muy superior al registrado el citado año. También se destaca en el 2017 la participación de empresarios nacionales, quienes se convirtieron en los soportes de dichas iniciativas.

Otros datos indican que entre los años 2011 y 2017 fueron aprobados 951 proyectos, con una generación de mano de obra prevista de 21.566 personas.

Cabe mencionar que el Consejo de Inversiones tiene la función de analizar el capital a ser canalizado a través de los programas de inversión, evaluarlos y asesorar a las instituciones públicas y privadas involucradas. La Secretaría Técnica de Planificación del Desarrollo Económico y Social (STP), como miembro de dicho órgano, participa de esa evaluación que dictamina sobre los proyectos presentados ante el CI.

Con respecto a la Ley 60/90 que crea el CI, la legislación establece un régimen de incentivos fiscales para la inversión de capital de origen nacional y extranjero radicada en el sector productivo.

Las ventajas impositivas son concedidas a los proyectos de inversión presentados en el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), aprobado por un consejo, por medio de la emisión de una resolución biministerial, firmada por los ministros de Industria y Comercio y de Hacienda. Pueden acceder a las mismas las personas físicas y jurídicas radicadas en el país.

La legislación tiene como finalidad acrecentar la producción de bienes y servicios, crear fuentes de trabajo, fomentar la sustitución de importaciones e incorporar el uso de tecnologías que permitan la eficiencia productiva, entre otras.