Estudiantes de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), quienes hicieron el puntaje mínimo para el ingreso pero quedaron fuera por falta de cupos, solicitaron al Senado que apruebe la ampliación presupuestaria y poder iniciar las clases. La propuesta ya fue aprobada por Diputados.

"Pedimos apoyo porque ya tenemos media sanción en Diputados y ahora necesitamos la ayuda de los senadores. Queremos empezar las clases y todo depende de ellos para que aprueben el presupuesto", señaló ayer Verónica Gamarra, vocera de los estudiantes luego de reunirse con el presidente del Congreso, Fernando Lugo.

La estudiante mencionó que a su criterio, la Facultad de Ingeniería de la UNA no tiene la infraestructura necesaria.

"Los profesores nos están apoyando, algunos estudiantes también. Este año habilitaron 400 cupos pero nadie pensó que se podía pasar y ellos creen que los que ya no entramos en los cupos no meremos estudiar. Hay gente que con el puntaje tope quedó fuera", agregó.

En años anteriores un postulante podría ingresar con 180 puntos a la Facultad de Ingeniería de la UNA, pero actualmente no se puede ni superando el mínimo establecido por la falta de infraestructura. Con el aumento presupuestario de unos G. 5000 millones se podrán ampliar los cupos para los estudiantes y cursar la carrera.