Miembros de la mesa directiva de la Cámara de Dipu­tados mantuvieron ayer un encuentro con el diputado brasileño Hidekazu Taka­yama para dialogar sobre el proceso de construcción del puente internacional que une las localidades de Car­melo Peralta, Paraguay, con Porto Murtinho, Brasil, obra clave del proyecto del corre­dor bioceánico.

El acuerdo para iniciar esta obra fue firmado durante la última visita del presidente Horacio Cartes a su par brasi­leño Michel Temer, en agosto pasado. El documento en cuestión avanza en los con­gresos de ambos países.

Este proyecto será finan­ciado bajo la modalidad de "llave en mano", que está fijada por la Ley 5074/2013. El costo estimado por parte del Ministerio de Obras Públicas y Comunicacio­nes, para esta obra es de G. 2.229 billones (unos US$ 400 millones), con un plazo de ejecución de tres años.

El corredor carretero unirá a las siguientes ciudades: Campo Grande, Puerto Murtinho (Brasil), Carmelo Peralta, Mariscal Estigarri­bia, Pozo Hondo (Paraguay), Misión La Paz, Tartagal (Salta), Jujuy (Argentina), Paso de Sico (Argen­tina-Chile), Paso de Jama (Argentina-Chile), Puertos de Antofagasta, Mejillones e Iquique (Chile).

Tras el encuentro, Taka­yama afirmó que la obra será gigantesca y de gran provecho para los agrone­gocios y una salida impor­tante al océano. "Este es un proyecto lejano porque estaba parado, pero quere­mos reactivarlo. Necesi­tamos que el Gobierno del Brasil y el Paraguay reali­cen una asociación de inver­sión con empresas privadas que quieran invertir. Esta­remos reunidos también con el embajador de Japón porque hay que tener diver­sos frentes porque es una obra gigantesca", indicó el legislador.

INVERSIONES

Takayama comentó que estuvo acompañado por una delegación de empresarios interesados en invertir en el Paraguay. "Creemos que es un país muy agradable para los empresarios del mundo. Hoy (ayer), vinieron empre­sarios del Brasil de diversos rubros interesados en expan­dir negocios. Tenemos mucho cariño con este país, sabemos de su historia, tenemos obras en común que ahora necesi­tan crecer, soy un admirador de Paraguay", sostuvo.