Para el representante de la Organización de Estados Americanos (OEA), Diego Paz Bustamante, el organismo internacional no puede emitir ninguna apreciación sobre la denuncia presentada por partidos opositores contra el presidente de la República, Horacio Cartes, ante la supuesta intención de aprobar la reelección presidencial vía enmienda, señala el documento.

El representante del organismo sostuvo que no se puede tener en cuenta por los hechos que fueron denunciados. "Mientras que los hechos que se denuncian no ocurran, nosotros no podemos adelantar ninguna valoración", expresó Bustamante. Añadiendo que para la organización todo el proceso queda en suspenso.

El 13 de diciembre del año pasado, el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA) y otros referentes de la oposición denunciaron al jefe de Estado por supuesto intento de quebrantar el orden democrático, al querer forzar la Constitución con el proyecto de enmienda por lo que solicitaron el seguimiento internacional y la aplicación de la Carta Democrática al Estado paraguayo.

La delegación fue encabezada por el titular del PLRA, Efraín Alegre; el senador liberal Miguel Abdón Saguier y Rafael Filizzola, titular del Partido Democrático Progresista (PDP). Así también respaldaron la nota dirigentes del Partido Revolucionario Febrerista , el P-MAS y Patria Querida (PPQ), entre otros movimientos políticos y ciudadanos.

En el documento, la oposición informaba al secretario general de la OEA, Luis Almagro, que el gobierno de turno además se valió de leyes especiales para romper el equilibrio, la transparencia y el control. Por lo cual alertan que los artículos constitucionales 137 y 138 habilitan a los ciudadanos a resistir "por todos los medios" un posible quiebre constitucional.

En tanto, el canciller nacional había señalado que toda esta denuncia ante la OEA "forma parte de un juego político", que perjudica grandemente al país, porque "hace perder seriedad una situación de esta naturaleza".

Señaló que la carta no tiene un fundamento jurídico, "habla de que está en peligro el quiebre democrático (sic). Y no está nada en peligro en este país. La democracia funciona perfectamente bien", destacó.