El abogado Diego Bogarín, quien encabeza el estudio jurídico que ejerce la defensa legal del candidato opositor Leo Rubín, reiteró esta mañana que la prueba de ADN es la única forma para aclarar el caso de la denuncia sobre la supuesta filiación de una niña.

Esta mañana, Bogarín expresó a la 970 AM que la denunciante, Amelia Flores, acudió a un defensor de la niñez para analizar las acciones a seguir. En ese sentido, mencionó que la mujer seguiría rechazando la realización de la prueba de sangre a su hija, bajo el amparo de una ley que defiende los derechos de los indígenas.

En este punto, el letrado destacó que la posición que lleva es que el único medio para descartar o aprobar la denuncia es por una prueba de ADN. “Habíamos propuesto el examen de forma voluntaria. De parte de Leo, se les invitó a hacerse la prueba en un laboratorio en Asunción. Ofrecimos cubrir todos los gastos e inclusive pagar el traslado”, acotó.

Recordó que la mujer aún se mantiene en su posición de no someter a su hija a la prueba, “para no exponerla”. No obstante, Bogarín indicó que la prueba podría llegar a efectuarse en el marco de una acción legal.

Según la denuncia que data del año 2015, una señora de una comunidad indígena del distrito de Mariscal Estigarribia, supuestamente fue violada por Leo Rubín, lo que derivó en el nacimiento de una niña.

Leo Rubín, junto a Efraín Alegre, conforma la chapa presidencial de la alianza GANAR, con miras a las Elecciones Generales de Abril.