A las 5:00 de la madrugada de ayer domingo, un hombre de 21 años identificado como Félix Eduardo Espínola Mereles se desvaneció y falleció casi instantáneamente, en el local de Pirata Bar, una discoteca que está ubicada en el centro de Asunción.

El comisario Arturo González manifestó que recibieron el llamado a las 5:00 y aproximadamente, 15 minutos después personal policial ya se constituyó en el lugar donde se le practicaron maniobras de reanimación.

Seguidamente, comentó que según datos de los empleados del local nocturno, "el hombre se encontraba en el sector VIP cuando repentinamente cayó y presumiblemente falleció al instante".

Añadió que el personal encargado de la seguridad de la discoteca desde un principio intentó reanimar al hombre, pero al no reaccionar y confirmarse el deceso, se despejó el lugar aguardando a las autoridades pertinentes.

Dijo, además, que tras el suceso no se identificó a ninguna persona como amigo o acompañante del hombre a pesar de testimonios de que el muchacho estaba bailando con un grupo de amigos.

La autopsia determinó que falleció a causa de problemas cardíacos, según el resultado preliminar de la práctica realizada en la morgue por el médico forense Ricardo Brítez, encargado de los procedimientos de rigor. El resultado final de la autopsia estará en un lapso de 20 a 30 días.

El médico informó que Espínola Mereles tenía una cardiopatía congénita y comentó que quienes la padecen, en un buen número de casos, terminan su vida con una muerte súbita.

Dijo también que todavía no se tenían los análisis de la sangre para determinar si la situación pudo haber tenido que ver con el exceso en el consumo de drogas y alcohol, situación que se develará a su tiempo.