Ayer por la tarde medios provenientes del sur del país transmitían con estupor y sorpresa la noticia de que "La Ballena Azul", el mortal juego que los jóvenes practican en internet se había cobrado su primera víctima en Paraguay.

El hecho se registró en la ciudad de Coronel Bogado, distante a unos 49 kilómetros de Encarnación, en el departamento de Itapúa.

Según el canal Sur Noticias, Federico Pedro Aguilera, un estudiante de segundo año de Informática, de 22 años, fue encontrado con un espadín clavado en el pecho y que le atravesaba el tórax.

"Tuve que hacer esto por la computadora", había dicho mientras era trasladado de emergencia a un centro asistencial. También pidió perdón y mencionó que "En la computadora está el demonio".

Los intervinientes suponen que el joven mantenía una conversación, que podría ser a través de Skype, y que participaba del macabro juego que cada vez se extiende más entre los jóvenes, conocido como "La Ballena Azul", que en Brasil se había cobrado ya dos víctimas fatales.

EL JUEGO

Según se mencionó, el juego consiste en 50 desafíos a vencer en el mismo número de días y el último de ellos es arrojarse desde lo alto de un edificio.

Se llama la Ballena Azul porque pide en uno de los momentos a los participantes, en general adolescentes, que se dibujen una ballena con un cuchillo u hoja de afeitar en el cuerpo. En Paraguay pidieron estar alertas y comunicados con los hijos, además de denunciar cualquier cuestión al portal protecciononline.gov.

Los adolescentes reciben mensajes en su teléfono o en perfiles de Facebook para unirse a grupos donde se usa el hashtag #I_am_whale (soy una ballena).

En las redes sociales advierten, por ejemplo, que si se recibe una solicitud a nombre de Aline Bezerros, no hay que contestar ya que se trataría de una de las administradoras del juego.