Matar a una mujer por su género es un hecho punible. ¿La pena? Entre 10 y 30 años de privación de libertad. La Ley Nº 5.777/16 tiene como objeto establecer políticas y estrategias de prevención de este tipo de violencia que constituye una problemática social en Paraguay.