La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) emitió un comunicado expresando su "condena a la violencia ejercida por el autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), cuya práctica de secuestros y homicidios es completamente inaceptable en una sociedad donde todos y todas estamos llamados a promover y defender los Derechos Humanos, como verdadero paradigma democrático y principal gramática de la dignidad humana".

El posicionamiento se da luego del trágico final del colono menonita Abraham Fehr secuestrado en el mes de agosto del año 2015, y quien fue hallado este jueves 11 de enero enterrado en una fosa en la estancia “San Eduardo”, en la localidad de Tacuatî, departamento de San Pedro. El hallazgo se dio por medio de datos de ubicación precisados en dos panfletos, presuntamente del autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

Desde la citada institución también se expresa las más sentidas y sinceras condolencias y solidaridad con la familia Abraham Fehr, y con toda la comunidad menonita del departamento de San Pedro, para quienes se exige paz, protección y seguridad efectiva.

Codehupy también manifiesta "la inexistencia de una política de seguridad que garantice la libertad, la seguridad y la vida de la población, una vez más, deja en manos de los grupos armados irregulares la suerte de las personas en el norte del país, especialmente de aquellas que siguen secuestradas, signando la desesperanza de las víctimas y de sus familiares".

Además, se exige un abordaje profesional, integral y respetuoso de los derechos humanos en la implementación de las acciones y la política de seguridad destinada al combate de los grupos armados que operan en los departamentos del norte del país.