El feminicidio de la niña de 11 años impactó fuertemente a la comunidad Ayoreo Punto, en el Chaco. La menor fue violada, estrangulada y luego abandonada a orillas del río Paraguay, en la misma comunidad en la que vivía.

Lo que dice el INDI

Eran las 18 horas de la tarde, una multitud de personas se bañaba en el río para sofocar el calor. De repente, algunos primos de la niña se dejaron llevar por la corriente a unos 100 metros de donde todos reían y nadaban. Y allí, al costado de la algarabía, encontraron el cuerpo inerte.

Esa misma tarde se realizó la denuncia, que fue acompañada por los padres y por toda la comunidad. Los pobladores enseguida encontraron y acusaron al principal sospechoso, Leandro, un joven ayoreo de entre 18 y 20 años. “Él es el principal sospechoso según la comunidad”, relata el secretario de los pueblos originarios en Alto Paraguay, Denis Iqueno, en contacto con La Nación. “La gente lo acusa porque lo vieron en el lugar”, dijo.

"Se veía venir"

Denis Iqueno declara haber advertido a la comunidad acerca del ingreso de personas desconocidas, con las que se juntaban a beber alcohol en el Bar Emilia, que se encuentra dentro de la comunidad Punto. “Se veía venir esto, les vine advirtiendo a ellos, pero creo que esperaron que pase algo para poder actuar”, lamenta.

El asentamiento ayoreo está ubicado a 100 metros de la ciudad Carmelo Peralta, por lo que Denis indica que “muchos latinos entran, personas desconocidas que ni son de la ciudad de Carmelo. Entran y toman con ellos, ponen música fuerte y molestan a los mayores de edad.”

Para el secretario del Instituto del Indígena (INDI), el joven acusado “es buena persona, servicial”, y expresa conocerlo, ya que vive cerca de su casa. Sin embargo, sostiene que si Leandro “es el culpable, tiene que pagar.”

Primera versión

La fiscala de la ciudad de Fuerte Olimpo, Ada Valdez, en contacto con La Nación, facilitó la primera versión que llegó a la fiscalía. "Una persona los vio juntos (a Leandro y a la niña), teniendo relaciones sexuales, pero no dijo nada porque desde muy jovencitas tienen relaciones."

Sin embargo, media hora después, "un señor pasó por el lugar y encontró el cuerpo, es decir, la encontró muerta", declaró la fiscala Valdez.

En Fuerte Olimpo, Valdez espera la llegada y declaración del sospechoso, que se encuentra en camino a la ciudad y que aproximadamente demorará dos horas en llegar.

Sospechoso no está retenido

El primer informe policial señaló que la comunidad Ayoreo había retenido al sospechoso y no lo entregó directamente a la policía. El representante del INDI desmiente esta información, ya que el joven se encontraba en casa de sus padres y debido a las sospechas, decidió entregarse e ir a declarar sin miedo, ya que se declara inocente.