Pasadas las 10 de la mañana de éste martes, arribaron al barrio Pelopincho de Asunción, dos camiones de eje simple conteniendo los víveres que los colonos menonitas trajeron para repartir a los pobladores de éste sitio por órdenes del EPP.

Familiares de Franz Wiebe y Bernhard Blatz, trajeron los víveres para cumplir la condición previa para la liberación de los mismos y manifestaron que tras cumplir con éste nueva exigencia del EPP, esperan la liberación de los privados ilegítimamente de su libertad. El monto total de la entrega ronda los 70 mil dólares.

Los víveres fueron transportados en grandes camiones y en bolsas que contienen harina, yerba, choclo, poroto, galleta y otros productos de primera necesidad.

Esta situación generó un gran conflicto entre los pobladores del lugar, pues algunos aceptaron estos víveres, al contrario de los lugareños pertenecientes a la comisión vecinal presidida por Marcelo Puente, que rechazaron el "regalo" del EPP como ya lo hicieron en el 2015.

Según manifestó Marcelo Puente, los integrantes de la comisión barrial no serán cómplices del juego sucio del EPP, y que su dignidad no se compra ni se negocia con la distribución de estos víveres.

No obstante a lo manifestado por Puente, son numerosos los vecinos que se aglomeran en el lugar tratando de acceder a los víveres, señalando que la necesidades de sus respectivas familias son muy grandes y que necesitan de los mismos.

Según informaciones que se manejan, el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) ya habría cobrado la suma exigida para la liberación de los mennonitas secuestrados en la zona de San Pedro; Franz Hiebert Wieler, el 21 de agosto pasado, mientras que Bernhard Blatz Friessen, fue librado de su libertad por la banda armada, el 1 de setiembre pasado.

La negociación para el pago del rescate de los secuestrados estuvo a cargo de los responsables de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) y familiares de los mismos.