La senadora Esperanza Martínez, del Frente Guasu, puso de manifiesto hoy la incongruencia de su discurso pro aumento de impuesto a la industria del tabaco para supuestamente destinar esa recaudación a la salud pública.

En conversación con periodistas al término de una audiencia con representantes de la referida industria, en lo que hasta podría considerarse un lapsus, Martínez reveló lo que realmente pretende la "reconversión" de la actividad tabacalera. Es decir, busca su desaparición.

En lo que hace a las siete mil familias empleadas por el sector, Martínez fue "pragmática": "Tendrán que ser reconvertidas", expresó. En términos de actividad laboral eso significa encontrar otro empleo, ya que lo más probable es que se de una fuga masiva en la industria si prospera el plan del Frente Gausu.

"Nosotros estamos por la salud, no por el negocio del tabaco", reiteró.

El aumento del impuesto a la actividad Tabacalera se tratará la próxima semana.

Martínez comentó también que recibir a los representantes de la industria tabacalera fue un "mero acto de cortesía."