El sector industrial, empresarial y comercial paraguayo, realizó una conferencia de prensa este lunes 19 de junio, y sentó postura ante los últimos acontecimientos políticos que afectan el normal desarrollo de sus actividades en el país.

Los gremios decidieron mostrar su preocupación sobre el escenario que envuelve a las proximas elecciones generales en 2018, y pidieron que se respeten las reglas del juego. Argumentaron que las decisiones, finalmente se pagan con la economía.

Además, los citados sectores expresaron su profunda preocupación porque en un año electoral la inestabilidad política empieza a afectar a la actividad económica en forma cada vez más negativa.

Sostuvieron que este clima, afecta la previsibilidad necesaria para las inversiones y el clima de negocios, en contra del discurso y las acciones que el país promueve para impulsar su desarrollo.

En un comunicado emitido piden no ignorar las enseñanzas de la historia reciente y todavía humeante de una Venezuela quebrada, una Argentina que no puede levantar cabeza.

Proyectos que afectaran

Dijeron -además- que observan a sectores políticos impulsar proyectos que afectaran la estabilidad macroeconómica y el crecimiento económico notable y ejemplar, aun en medio de circunstancias regionales y mundiales no favorables.

Añadieron que resulta emblemático -en este contexto- el anuncio de la próxima presentación por parte de la Concertación Frente Guasu, de un gravamen a la exportación de granos, que afectaría a uno de los sectores más dinámicos de la economía paraguaya y en especial a los pequeños productores.

"La intencion no es recaudar más sino destruir al sector productivo, pilar fundamental de la economía y, colateralmente afectar a otros sectores que, como el comercio, el transporte y otros, forman la cadena agroindustrial", sentencia el documento que informó de la postura de los citados gremios.