Berlin, Alemania | AFP.

Las réplicas del escándalo de Harvey Weinstein y la campaña del #MeToo dominaban este jueves el debate en la Berlinale, horas antes de su arranque oficial con “Isla de perros”, segundo filme de animación del estadounidense Wes Anderson.

Una petición en internet para que el festival de cine de Berlín despliegue una alfombra negra en vez de la tradicional roja en solidaridad con las víctimas de abusos sexuales había recogido 21.000 firmas.

Y la actriz alemana Anna Brueggemann lanzó en Twitter la etiqueta #NobodysDoll (“Muñeca de nadie”) para alentar a las estrellas que acudirán al certamen a cambiar los tradicionales tacones altos y los vestidos cortos por una “ropa más cómoda”.

Primer festival europeo desde que estalló el escándalo sobre el productor estadounidense Harvey Weinstein, acusado de abusos sexuales, que desencadenó una ola de denuncias contra otras personalidades del mundo del cine, la Berlinale adelantó que trabajará para promover la igualdad y el respeto a las mujeres en la industria.

Este jueves, el director alemán Tom Tykwer, presidente de un jurado paritario que elegirá entre 19 películas el próximo Oso de Oro, pidió que el debate “no sea alimentado de forma artificial (por los medios sensacionalistas), ni tampoco acallado por nadie”.

Acusaciones contra cineasta coreano

El director del festival, Dieter Kosslick, había anunciado haber descartado varias cintas, “menos de cinco”, puesto que sus directores, actores o personas ligadas con la producción eran objeto de acusaciones creíbles de abusos sexuales.

Pero en vísperas del festival, una actriz surcoreana, que rechazó ser citada, criticó a la Berlinale por haber invitado al cineasta Kim Ki-Duk por su filme “Human, Space, Time, and Human”. Acusó a este último de haberla abofeteado y obligado a rodar escenas de sexo improvisadas mientras trabajaba en uno de sus filmes.

Kosslick explicó a la AFP que no vetó a Kim porque unas acusaciones de acoso sexual presentadas por la misma actriz contra el cineasta habían sido rechazadas por falta de pruebas, añadiendo que estaba a la espera de más información.

Este jueves, más de un centenar de asociaciones surcoreanas de grupos cívicos publicaron un comunicado en el que denunciaron una “realidad injusta, en la que un acosador está trabajando y siendo recibido en todas partes como si nada, mientras la víctima (...) está siendo aislada y marginada”.

La película “Isla de perros”, de Anderson (“El Gran Hotel Budapest”), abrirá el certamen, en el que se proyectarán 400 películas en 11 días.

Los actores Bryan Cranston, Bill Murray, Jeff Goldblum y Greta Gerwig, que ponen las voces a los perros protagonistas del filme, son esperados en la alfombra roja.

La película narra las aventuras de un niño, Atari, que busca a su fiel compañero Spots, colocado en cuarentena en una isla japonesa debido a una epidemia de gripe canina.

Dos filmes latinoamericanos, en liza -

Es la cuarta vez que Anderson está en liza por el Oso de Oro, que será otorgado el 24 de febrero por el jurado compuesto entre otros por la actriz belga Cecile de France, el historiador de cine español Chema Prado y la productora estadounidense Adele Romanski.

El mexicano Alonso Ruizpalacios (“Güeros”) concurrirá con “Museo”, protagonizada por Gael García Bernal y Leonardo Ortizgris, sobre el espectacular robo en el Museo Nacional de Antropología de México perpetrado por dos estudiantes en 1985.

“Las herederas”, primer largometraje del paraguayo Marcelo Martinessi, narra la historia de una pareja de mujeres que afronta dificultades económicas.

Gus van Sant presentará “Don’t Worry, He Won’t Get Far On Foot”, en la que Joaquin Phoenix encarna a un tetrapléjico alcohólico.

“Damsel”, presentado como un western feminista, está protagonizada por Robert Pattinson y Mia Wasikowska.

Fuera de competición, el brasileño Jose Padilha (“Tropa de élite”) presentará “7 días en Entebbe”, una coproducción estadounidense-británica sobre la operación israelí para liberar a los rehenes de un avión secuestrado por la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1976.

También destaca la cinta de la española Isabel Coixet “La librería”, que se llevó este mes tres premios Goya, así como “Viaje a los pueblos fumigados”, del argentino Fernando Solanas, que denuncia los efectos nefastos de la industria agrícola en el medio ambiente y la salud.