La fiscala Teresa Sosa presentó 7 acusaciones contra Nicolás Jara Acosta por estafa y usura en el marco de igual número de causas iniciadas en diversos juzgados de garantías de la capital e interior del país. Todas ellas derivan de las denuncias formuladas por docentes contra el representante de la firma Marité SA.

Asimismo, la representante del Ministerio Público inició un proceso penal por uso de documentos no auténticos contra Jara Acosta y contra los abogados Rolando Salinas y Mercedes Martínez por el delito de testimonio falso.

"Se pidió el sobreseimiento definitivo de Jara en el proceso por uso de documentos no auténticos, porque no se pudo probar que el imputado haya falsificado pagarés de docentes", explicó Sosa.

AUDIENCIA PRELIMINAR

El pasado martes se llevó a cabo la audiencia preliminar en el marco del proceso penal por uso de documentos no auténticos para Jara Acosta y por testimonio falso para los abogados Salinas y Martínez.

En este caso, la fiscala Teresa Sosa está recusada y en su reemplazo asistió su colega Susy Riquelme, quien se ratificó en el sobreseimiento de Jara y a su vez se allanó al pedido realizado por la defensa de los dos profesionales del derecho, que también pidieron ser beneficiados con el sobreseímiento definitivo.

Ante esta situación, el juez Paublino Escobar se opuso al requerimiento de la fiscala Riquelme y dio trámite de oposición, por lo que la Fiscalía General tendrá la última palabra. "Mi colega asistió a la audiencia y se allanó al pedido que plantearon los acusados, el juez no estuvo de acuerdo y ahora la Fiscalía General tendrá que resolver el pedido", finalizó.