La fiscala Teresa Sosa solicitó el sobresei­miento definitivo de Nicolás Xavier Jara Acosta, representante de la firma Marite SA, quien está impu­tado por uso de documento no auténtico en el marco de la investigación por la estafa a cientos de docentes. El pedido fue hecho al juez penal de garantías, Paublino Escobar, quien a su vez deberá resol­ver el 13 de febrero durante la audiencia preliminar si corresponde hacer lugar a la solicitud realizada por la representante del Ministe­rio Público. Asimismo, la fis­cala Sosa, de forma llamativa, acusó por el delito de testimo­nio falso en carácter de insti­gador a los abogados Mercedes Martínez y Rolando Salinas, representantes legales de Marite SA, quienes cumplie­ron el mandato de su cliente de iniciar la demanda civil.

En su requerimiento conclu­sivo, Sosa sostiene que exis­ten elementos de sospecha acerca de la participación del imputado Jara Acosta en la comisión del hecho puni­ble de uso de documento no auténtico, pero dichos ele­mentos resultan insuficien­tes para sustentar una acu­sación fundada.

INFORME DEL COLEGIO DE ABOGADOS

El Colegio de Abogados del Paraguay emitió un dictamen en relación a la actuación de los abogados Rolando Salinas y Mercedes Martínez, quie­nes fueron acusados por la Fiscalía.

"Consideramos que los pro­cesos civiles analizados –base de acusación penal– fueron llevados adelante ajustados a las exigencias de nuestro derecho positivo, por lo tanto, las acusaciones del Ministerio Público se desentienden de las normas que regulan el jui­cio ejecutivo y en consecuen­cia, ponen en riesgo el libre ejercicio de la profesión", fue la conclusión a la que llegó el gremio de profesionales del derecho.

También señaló que "la acu­sación de la fiscala no se ade­cua a derecho y carece de los elementos fundamenta­les del tipo penal imputado a los abogados Martínez y Salinas".