El Consejo de Superin­tendencia de la Corte Suprema ordenó a la Dirección General de Audi­toría de Gestión Judicial que realice una auditoría integral en los trámites otorgados a los expedientes en las secre­tarías del Juzgado Penal de Sentencia Nº 31, a cargo del magistrado Fabián Esco­bar. La resolución se tomó luego de la denuncia por el supuesto hecho de violación formulada por la actuaria judicial Alejandra Cáceres contra el también actuario judicial Jorge Barreto, quien sería hombre de confianza del juez Escobar.

La auditoría estará a cargo de Mario Elizeche, direc­tor de la Dirección de Audi­toría de Gestión Judicial y su equipo de funcionarios, que ya comenzarán a traba­jar en el juzgado. Culminado el trabajo de los auditores, el resultado deberá ser remitido a los miembros de la Corte. Los ministros que firman la realización de la auditoría son Luis María Benítez, Antonio Fretes y Miguel Óscar Bajac. Estos también resolvieron comisionar provisoriamente a la actuaria Cáceres a cum­plir funciones en el Juzgado de Sentencia Nº 17, a cargo de la magistrada Nilda Giménez.

SUMARIO

La Corte, a través de la Resolución N° 766, dispuso la apertura de un sumario administrativo innominado por los hechos denunciados por la funcionaria. El Con­sejo decidió ratificar todo lo dispuesto en la Resolución N° 621 de fecha 12 de diciembre del 2017, que había resuelto la remisión de copias de los antecedentes al Ministerio Público, ante la presunta comisión de un hecho puni­ble.

La determinación de los altos magistrados dispone, además, la agregación de todo lo actuado de manera de continuar con los traba­jos de averiguación, compro­bación y esclarecimiento de los hechos investigados.

La denuncia señala que la actuaria fue víctima de vio­lación supuestamente por el también funcionario judi­cial Jorge Barreto. Cáce­res publicó en su cuenta de Facebook: "Barreto me sometió sexualmente más de una docena de veces, aprovechándose de mi situación de inferioridad dentro del juzgado y ampa­rado por el juez".