La Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia –integrada por los ministros Sindulfo Blanco, Luis María Benítez y Miguel Óscar Bajac– con­firmó la condena de tres años y tres meses de cárcel a la ex fiscala Marta Garcete, quien fue sentenciada por el delito de cohecho pasivo agravado (coima) por haber pedido la suma de G. 40 millones a un ciudadano francés para que lo desvinculara de un proceso penal.

Los altos magistrados toma­ron la determinación de confirmar el fallo judicial dictado por el Tribunal de Sentencia el pasado 10 de setiembre del 2015. El argu­mento de la Corte señala que "no se constatan causales de nulidad o defectos que inva­liden la resolución del Tribu­nal de Sentencia, dado que la fundamentación expuesta en la misma resulta clara, completa, legítima, lógica y acabadamente ajustada a derecho".

El defensor público Federico Heitter Garay, en representa­ción de la ex representante del Ministerio Público, plan­teó un recurso extraordina­rio de casación tratando de anular los fallos condenato­rios de primera instancia y segunda, respectivamente.

SENTENCIA

El Tribunal de Sentencia –integrado por los jueces Juan Carlos Zárate, Carlos Hermosilla y Héctor Capu­rro– había condenado a Gar­cete tras ser hallada culpa­ble por el delito de cohecho pasivo agravado.

La mujer había pedido una coima de G. 40 millones al ciudadano francés Robert Elie Joshep Molim, proce­sado por lesión de confianza. El Ministerio Público había pedido la pena de 4 años de cárcel.

La ex fiscala fue aprehendida el 31 de enero del 2013 tras reci­bir el dinero en un operativo encubierto realizado a una cua­dra del Palacio de Justicia. El procedimiento fue filmado y estuvo a cargo de los fiscales Silvia Cabrera, René Fernández y Luis Piñánez. Luego, el Tribunal de Apelación –con­formado por los camaris­tas Gustavo Ocampos, José Agustín Fernández y Pedro Mayor Martínez– ratificó la sentencia dictada por el tri­bunal de primera instancia. ­