Los agentes especiales y miembros de la Brigada de Canes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) apostados en el aeropuerto Silvio Pettirossi interceptaron dos encomiendas que camuflaban drogas. El primer paquete tenía partes mecánicas y alojaba en su interior marihuana en pasta proveniente de Holanda, mientras que el otro, el cual debía ser enviado a la ciudad australiana de Sidney, tenía cocaína oculta en el interior de termos.

La retención del primer paquete tuvo lugar el 2 de enero del presente año. Mientras se realizaban los controles rutinarios el can antidroga "Akyra" alertó sobre la presencia de algún tipo de sustancia ilícita en el interior de un paquete, cuyos datos describían la procedencia de la encomienda llegada de Holanda.

De la misma forma otro bulto que presentaba características sospechosas fue retenido. Esta segunda retención tuvo la colaboración del can "Zack". En la descripción de la encomienda se detalló el destino de la misma, en ella figuraba Sidney, Australia, como lugar de recepción.

En la oficina de Atención Permanente del Poder Judicial, se realizó la apertura de las encomiendas. En el primer paquete fueron descubiertos dentro de una caja de cambios de automóvil 21 paquetes de marihuana tipo cera, cuyo peso superó los 12 kilos. En el segundo paquete, con destino a Australia, fueron hallados juguetes y termos en cuyo interior se incautaron 579 gramos de cocaína.