Los asistentes habituales de la Corte Federal de Brooklyn, en Nueva York, donde se desarrolla el juicio denominado FifaGate, observan todos los días pasar por sus corrillos todo tipo de personas, desde gente común hasta famosos y personalidades de diversos ámbitos

Hoy, en el marco de las audiencias que se realizan en esta corte federal neoyorquina, hubo una sorpresa mayúscula: Kevin Jonas, integrante de la conocida banda teen, Jonas Brothers, fue uno de los testigos de la Fiscalía en el día N° 16 de este sonado juicio que pone en el banquillo de los acusados a ex poderosos dirigentes del fútbol sudamericano, entre ellos Juan Ángel Napout.

Ken Bessinger, el periodista de Buzzfeed que es uno de los principales cronista de este caso, informó hoy de esta verdadera sorpresa que se llevaron en la corte federal.

El equipo de fiscales, integrado por Sam Nitze, Kristin Mace y Keith Edelman, convocó al famoso artista para refutar la versión dada por la defensa de Juan Ángel Napout que negaba la existencia de un concierto de Paul McCartney, realizado el 11 de noviembre de 2010 en Buenos Aires, y en el que supuestamente el ex titular de la Conmebol habría recibido costosas entradas de “gentileza”, de parte de Alejandro Burzaco, como parte de la supuesta componenda entre ambos ejecutivos.

En su testimonio, Kevin Jonas afirmó que efectivamente asistió al concierto que brindó el cantante británico, ex integrante de The Beatles. “Cualquier oportunidad de ver Paul McCartney es bastante especial”, declaró.

Asimismo, Jonas admitió que él se encontraba en Buenos Aires como parte de la gira mundial de Jonas Brothers. Llegaron dos días antes y fue a ver a McCartney en el estadio River Plate, aunque llegó tarde al concierto. “Él estaba actuando, y nosotros fuimos invitados”, recalcó el músico.

Bajo juramento, Kevin expresó que no sabía quién era Napout y que nunca lo vio en el concierto, aunque admitió que llegó tarde al concierto y perdió las primeras dos canciones de McCartney.