El suboficial Roberto Osorio, acusado por el escándalo de vales de combustible den­tro de la Policía Nacional, cambió de abogado y logró suspender el inicio del jui­cio oral que debía enfrentar junto a Francisco Alvarenga, ex comandante de la Policía Nacional quien soporta pro­ceso penal por lesión de con­fianza y estafa.

Osorio nombró al abogado Milciades Centurión como su defensor y éste pidió 8 días de tiempo para preparar la defensa de su representado. El tribunal de sentencia, inte­grado por las magistradas Alba González, Gloria Her­mosa y Mesalina Fernández, hizo lugar al pedido hecho por la defensa de Osorio con la anuencia del fiscal Luis Piñá­nez. El colegiado volvió a con­vocar a los acusados para el lunes 20 de noviembre, a las 10:00.

El Ministerio Público sos­tiene que se registró un per­juicio de G. 1.200 millones. El escándalo de los vales de combustible le costó el cargo al entonces comandante Francisco Alvarenga.

El ex alto jefe policial soporta otro proceso penal por enri­quecimiento ilícito, al igual que a su esposa, Mirta Rotela de Alvarenga. Ambos, en cali­dad de coautores. En tanto que, el hijo de la pareja, Fran­cisco Alvarenga Rotela, fue acusado por lavado de dinero en calidad de autor.