Las instituciones de la Chacarita forman una parte esencial de la identidad que tienen los chacariteños por su emblemático y estigmatizado barrio. Instituciones centenarias son el patrimonio de esta gente que encuentra en sus colores un sentido absoluto de pertenencia.

  • Por ALDO BENÍTEZ
  • CHRISTIAN PÉREZ
  • FOTOS CARLOS JURI

Estos pasillos de tierra, asfalto caliente y en algunos casos cemento puro y duro, guardan historias que para los chacariteños representan la esencia misma de su forma de vida. Miles de ellos nacieron ahí, se criaron entre esas paredes, formaron familias e hicieron amigos. Y a todo este engranaje con que arman la comunidad, los clubes de fútbol aparecen, dentro de la Chacarita, como un punto fundamental que fortalece aquel sentimiento de pertenencia, de identidad. Los clubes de la "Chaca" son de alguna manera el reflejo de lo que la gente de la zona siente, representan fuentes de inspiración, de ganas de salir del fracaso, de la lucha por sobrevivir, de tener una esperanza. Y son, por supuesto, un foco de violencia que muchas veces se desborda, como ocurre también en cualquier otra ciudad.

Actualmente, en cada división de las categorías de ascenso del fútbol paraguayo, un club de la Chacarita disputa el torneo. En la Intermedia, el club que pone la cara por el "bajo" es Resistencia, entidad que el próximo 27 de diciembre cumple 100 años de existencia. En la categoría de la Primera B –inmediata a la Intermedia–, el club 3 de Febrero es quien representa a la "Chaca". En la última categoría de nuestro fútbol, la Primera C, está el club Oriental, el más añejo de las entidades deportivas de la Chacarita, ya que en marzo pasado cumplió 105 años.

La foto corresponde al 2015 , cuando la inundación dejó bajo agua las tres canchas.
La foto corresponde al 2015 , cuando la inundación dejó bajo agua las tres canchas.

En las calles de la "Chaca", la gente porta las camisetas de los clubes del barrio. "Acá nadie te dice: 'soy cerrista y de Oriental', porque es del barrio. Acá la gente es de Oriental, de Resistencia o del '3', porque realmente son hinchas de esos clubes, no tienen interés en otros", explica también Manuel Alarcón, más conocido como "Manucho", quien ofició prácticamente de guía para internarnos en las angostas calles de la Chacarita y hacer el recorrido. En varias oportunidades los clubes rivales solicitaron a la Asociación Paraguay de Fútbol (APF) jugar de visitante en otra cancha que no sea en la Chacarita, por los actos violentos que se solían generar anteriormente.

"Nosotros le garantizamos a los rivales que vengan, porque le escoltamos luego a la hinchada visitante cuando termina el partido, le sacamos hasta el centro para que no haya problemas con nuestra gente", explica Alberto González, de 56 años, encargado de la cancha del club 3 de Febrero. Don González, chacariteño de nacimiento, dice que sigue al "3" desde hace décadas. Lamenta que este año no se haya podido dar el título o el ascenso a la Intermedia, pero confía en que eso se podría dar en poco tiempo.

Uno de los pasillos de la Chacarita por donde se respira el fútbol.
Uno de los pasillos de la Chacarita por donde se respira el fútbol.

A pesar de que son clubes centenarios, ninguno tiene título de propiedad del lugar en donde están ubicadas sus instalaciones. Como casi todos en su momento, estas instituciones ocuparon terrenos fiscales y ninguno se ocupó en regularizar la situación. "Es difícil que nos saquen de aquí porque esto es parte de nuestra vida ya", dice, por ejemplo, Renato Bogado, el joven presidente del club Oriental, que hasta el año pasado, además de ejercer la titularidad del club, también era titular en el arco, jugando los partidos oficiales.

Con un presupuesto anual que siempre está desbordado y con más deber que haber en el balance, los dirigentes chacariteños deben recurrir a diversas actividades para hacer frente a los gastos que demandan mantener en pie estos clubes. En el caso de Oriental, la cuota social es de unos G. 100 mil anual, y según registros de Bogado, actualmente estarían llegando a los 300 socios activos. Salvo Resistencia; el Oriental y el 3 de Febrero organizan torneos de barrio en sus canchas los sábados y domingos. Todo sirve con tal de recaudar algo, para prepararse mirando la próxima temporada.

Sacando los botines al sol, el nieto de Paulina Bernal
Sacando los botines al sol, el nieto de Paulina Bernal

Un pasillo nos separa

Una de las calles que interna dentro de la "Chaca" separa a los orientalistas de los de Resistencia. La diferencia es marcada. De un lado, las camisetas azul con vivos blancos predominan, con niños y niñas vistiendo las casacas del Oriental. Del otro, los de Resi hacen gala de que están en la Intermedia y muestran con orgullo sus camisetas cada dos o tres casas. Según lo que dice el presidente de Oriental, Renato Bogado, actualmente ya no se tiene el nivel de enfrentamiento de años anteriores. Una de las razones es que los clubes compiten en categorías diferentes, no hay partidos en los que deban enfrentarse.

En épocas de crecida del río Paraguay, los clubes de la "Chaca" se ven obligados a migrar. En el 2015, las aguas inundaron las canchas de los tres clubes. Este año, la crecida afectó solamente al 3 de Febrero, que tuvo que buscar otra cancha para jugar de local. Por lo general, prestaban la de Oriental. Cada vez que las aguas bajan, se tiene que reacondicionar todo de nuevo.

Doña Paulina Bernal con una labor que le gusta; lavar las camisetas de los jugadores de Oriental.
Doña Paulina Bernal con una labor que le gusta; lavar las camisetas de los jugadores de Oriental.

Con unos 10.455 habitantes, la Chacarita es prácticamente una ciudad dentro de Asunción. Con sus códigos y su propia cultura, esta barriada debe soportar, además de la ausencia de alcantarillado sanitario y drenajes pluviales, el estigma de la violencia y la delincuencia.

El barrio que vio nacer a José Asunción Flores, creador de la guarania, también se expresa en los clubes para no dejar de lado sus raíces.

Empeñó su auto para pagar premios

El presidente de Oriental, Renato Bogado, hizo malabares para solventar el presupuesto anual del club.

Oriental, el club más antiguo de la Chacarita, viene luchando consigo mismo y con la falta de recursos para intentar abandonar el pozo en el que se ha metido el año pasado. En el 2016 bajó hasta la última categoría y hasta ahora no puede volver. Renato Bogado, presidente actual, contó que el principal inconveniente es la falta de solvencia económica del club. La AFP da 60 millones en efectivo a los equipos de la C, pero el presupuesto anual que manejan supera los G. 250 millones.

Con orgullo, pero también con un poco de tristeza, cuenta que tuvo que empeñar su auto para pagar premios, cuando al equipo le iba bien. "Acá tenés que poner siete millones de guaraníes por semana.

Yo no soy un empresario millonario, soy gestor en Hacienda y no me sobra para cumplir con todo. Hace tres meses, cuando estábamos bien en la tabla, tuve que empeñar mi auto para pagar premios y otras cosas. Hasta ahora no puedo recuperar mi vehículo", lamenta Bogado, quien vive en la esquina del club Oriental.

Las historias de don Núñez, leyenda de “Resi

A un mes y poco más de cumplir 100 años de vida institucional visitamos Resistencia. Al llegar al club mejor posicionado geográfi ca y económicamente de la Chacarita, fuimos recibidos por don Francisco Núñez (83), guiareño de nacimiento, zapatero de profesión, cuidador de "Resi" por elección y chacariteño por adopción, que vive hace 43 años debajo de las graderías del club.

Don Núñez tiene cientos de historias y se atrevió a contarnos algunas. Una de las anécdotas relatadas fue sobre el primer día de Rambert Vera en "Resi". El ex volante albirrojo fue a la prueba con calzados normales en un día lluvioso. Tras ser regañado por el entrenador, don Francisco le consiguió un par de botines.

El DT Julio Martínez le comprometió a "Rambert" que cuando sea transferido, se acuerde del famoso "capo". El mediocampista cumplió su promesa luego de un tiempo. "Como hace seis años, él (Vera) vino junto a mí y me trajo un buen dinero", recordó Francisco Núñez. Otra de las peculiares historias es que fue "estafado" con botines del mismo lado.

"Hace unos meses me vendieron 'fútbol' (los botines) por diez mil guaraníes. Yo no revisé, porque estaba en un hule y era de noche. Después de una semana me encontré con la sorpresa que ambos eran del mismo lado. Nunca más volví a ver a los que me vendieron", cuenta entre risas y un poco de decepción.

La crecida afectó al “más popular”

El 3 de Febrero es considerado por la mayoría como el "más popular" de la Chacarita. Este año terminó quinto en la Primera B y en algún momento estuvo peleando el ascenso a la Intermedia. El titular del rojo chacariteño, Carlos Caballero, lamentó mucho el problema de la crecida, algo que lo obligó a salir de su estadio, una fortaleza donde siempre efectivizaba los puntos. De los seis encuentros que disputó como local, pero fuera de casa, el equipo solo ganó un partido. "Despertamos tarde. Estoy segurísimo que subíamos si jugábamos de local", afirma.

El "3" ahora también se posiciona en Futsal FIFA. Fue campeón de la Intermedia, aseguró su participación en Primera, pero su obsesión es la Premium, torneo al que podría llegar y medirse ante Resistencia, por ejemplo, si gana el campeonato "Pre-Premiun".

La gente del rojo chacariteño es muy especial y fanática. Aunque son conscientes que en sus 68 años, no han podido disfrutar de la Primera División, se muestran orgullosos de ser mayoría en el bajo. Alberto González, cuidador de la cancha, nos mostró las hermosas instalaciones del club y al ser consultado si era cierto que Oriental era el más popular, ni pestañeó para responder: "Umía ko ore ra'y (esos son nuestros hijos). Acá 3 de Febrero es el más grande, se sabe eso", afi rmó con una potente voz.