Estamos acabando 2017, un año que no ha sido nada bueno para Honda. Su motor no ha ofrecido fiabilidad y potencia, y en McLaren, con Alonso como principal víctima, han acabado hartos. Así que ha habido un divorcio, tras tres años de matrimonio, que ha provocado que la escudería de Woking se haya asociado con Renault, mientras que Honda ha firmado con Toro Rosso.

De cara a la temporada venidera se han producido cambios en la marca nipona. Lo más destacado es que Yusuke Hasegawa abandona su puesto como jefe del proyecto de Honda en F1. Es un giro que busca con ahínco cambiar la dinámica de un fabricante que no ha estado a la altura.

Honda tenía a Hasegawa como jefe del proyecto de F1. Se responsabilizaba del desarrollo del motor en la fábrica de Sakura y era el referente de las operaciones en carrera. Honda ha decidido poner a dos personas para hacer el trabajo que desempeñaba Hasegawa. Toyoharu Tanabe será el director técnico de F1 y se centrará en las operación de carreras y pruebas en el circuito. Mientras que Yasuaki Asaki asumirá el papel de jefe de operaciones en Sakura al frente del desarrollo del motor de Fórmula 1.

¿Y Hasegawa? A partir del 1 de enero sólo será ingeniero jefe ejecutivo de la firma. Es la víctima de este cambio en la estructura de la organización nipona.

Mejorar con Toro Rosso

Lo que más destaca en el currículum de Tanabe es que fue el ingeniero de Gerhard Berger entre 1990 y 1992, cuando los japoneses trabajaban con McLaren. Y entre 2003 y hasta 2007 fue ingeniero jefe de Jenson Button con B.A.R. Honda.

Con esta nueva disposición, Honda espera hacerlo mejor con Toro Rosso. No lo tienen difícil, claro está. “Antes el jefe del proyecto de F1 asumía la responsabilidad tanto en el desarrollo tecnológico como en la dirección del equipo en el lugar de las carreras. Separando estas áreas de responsabilidad, vamos a evolucionar nuestra estructura, para que tanto el equipo de desarrollo y de competición y tests puedan asumir sus respectivas responsabilidades de forma más rápida. Asegurando que el equipo de desarrollo y el de carreras ocupan sus respectivos cargos, Honda continuará con sus retos, para que los aficionados puedan ver a Toro Rosso-Honda compitiendo al nivel más alto”, subrayó Katsuhide Moriyama, oficial jefe de operaciones de marca y comunicaciones de Honda Motor.