Un pelotazo que recibió en la zona baja del estómago resultó fatal para el juvenil golero del Sport Colombia Bruno Cañete.

En la tarde de este viernes, se disputaba el encuentro entre el equipo local (Sport Colombia) y Cerro Corá de Campo Grande, en la división sub 18.

En un ataque del club rojinegro, el delantero visitante envía un fuerte remate al arco que es interceptado por el golero Bruno Cañete. El pelotazo pegó en la zona baja del estómago del mencionado golero, lo que le causó lesiones muy graves.

A pesar del intenso tratamiento al que fue sometido para reanimarlo, el jugador no respondió a dichas medidas de urgencia y luego se constató su fallecimiento.

El jugador fue trasladado de manera urgente en una Ambulancia al centro Médico de la zona (Materno de Fernando de la Mora) en donde prácticamente llegó sin vida.

Lo penoso del caso es que el compromiso se disputaba sin la presencia de un médico que pudiera asistir en cualquier momento a los jugadores del Sport Colombia.

Esta situación deberá ser analizada por el propio presidente de la APF Robert Harrison y los miembros del Comité Ejecutivo. Un caso muy atípico, pero que requiere mucho estudio para que no vuelva a ocurrir en las canchas.