Carlos Fernández Valdovinos.[/caption]
Carlos Fernández Valdovinos.[/caption]

Después de que se dejara en "stand by" el proyecto de "sacar tres ceros" al guaraní, el Banco Central del Paraguay (BCP) confirma de que esto sucederá, ya que los billetes de todas las denominaciones están preparados para la reconversión monetaria.

Carlos Fernández Valdovinos, titular del BCP, indicó que la moneda paraguaya, por ejemplo el de veinte mil guaraníes, tiene el 20 en números y mil en letras. "El proceso durará 4 años y los nuevos billetes circularán por un tiempo con los billetes actuales. Vamos a seguir teniendo una moneda local propia, no se trata de una dolarización, es reconversión monetaria", aclaró durante una entrevista radial.

Según el titular del BCP, el plan de reconversión monetaria forma parte del proyecto de modificación de la carta orgánica del Banco Central del Paraguay, Ley Nº 489/95, pero que hace dos años está en el Congreso Nacional para su tratamiento. Sin embargo, aclaró que buscarán si es que este año pueden sacar algo útil de ahí, a pesar de los fuertes vientos políticos.

Según informaciones de la entidad, este proyecto de reconversión del guaraní tiene como objetivo facilitar transacciones y equiparar la moneda frente al resto de los países. La moneda local, en el 2013, cumplió 70 años de vigencia, ya que fue creada en 1943, por lo que es una de las monedas más antiguas y estables de la región Latinoamericana.

La situación cambiaria y la estabilidad de la moneda, luego de febrero de 1941, hicieron posible que el Banco de la República tratara, con cierto grado de éxito, el problema fundamental de la reforma monetaria y bancaria estructural.

La Ley Monetaria del 5 de octubre de 1943 puso fin a la caótica situación monetaria resultante de la coexistencia de dos unidades monetarias: el peso oro teórico y el peso papel real. El peso oro, cuya interpretación legal fue fuente de litigios interminables, fue abolido totalmente.

Aunque fuera del patrón, fue también la unidad monetaria de menor valor utilizada. Se creó una unidad nueva, el "guaraní", dividida en 100 céntimos, que se cambió por la vieja moneda con el tipo de cambio de un guaraní por cien pesos y un céntimo por peso, según informe del BCP.