La Cruz Roja da seguimiento al caso de la niña de 9 años que dio a luz la semana pasada. Un equipo médico multidisciplinario se ocupa de monitorear el pos operatorio de la menor y la evolución de su bebé. Desde el hospital se asegura que no se darán más datos al respecto para preservar la identidad de la paciente, con respecto al derecho de protección a la pequeña. La información sobre el caso fue brindada a modo de que se dimensione la preocupación existente por el alto índice de niñas y adolescentes madres.
La Cruz Roja da seguimiento al caso de la niña de 9 años que dio a luz la semana pasada. Un equipo médico multidisciplinario se ocupa de monitorear el pos operatorio de la menor y la evolución de su bebé. Desde el hospital se asegura que no se darán más datos al respecto para preservar la identidad de la paciente, con respecto al derecho de protección a la pequeña. La información sobre el caso fue brindada a modo de que se dimensione la preocupación existente por el alto índice de niñas y adolescentes madres.

El caso de la niña madre de 9 años saltó a la luz precisamente a raíz de una preocupación de directivos del hospital materno infantil "Reina Sofía" de la Cruz Roja, por el alto índice de embarazos adolescentes, a fin de que los organismos pertinentes puedan tomar las previsiones para controlar este hecho, que suele ser producto de una violación o de la iniciación sexual precoz.

Según los datos que se manejan en la institución, la niña vive en un barrio periférico de Asunción. Siguió su tratamiento prenatal en la Cruz Roja, donde días pasados fue sometida a una cesárea, que la convirtió en la madre más joven en los 19 años de funcionamiento del hospital. Tras ser dada de alta junto a su bebé, retornó a su casa, y a partir de ahora recibirá asistencia de un equipo médico multidisciplinario integrado por sicólogos, nutricionistas, ginecólogos y pediatras de la Cruz Roja. Esta es la política que habitualmente aplica este centro asistencial cuando se trata de partos adolescentes, puesto que necesariamente el procedimiento se realiza mediante una cesárea que requiere de un estricto control posquirúrgico.

Las estadísticas del hospital materno infantil "Reina Sofía" refieren que el año pasado se produjeron 3.139 nacimientos, de ello, un 20% o sea 628 bebés son hijos de madres adolescentes.

En 19 años de funcionamiento del hospital, éste es el caso más llamativo. No se reveló en qué condiciones quedó embarazada la niña, por respeto al derecho a la privacidad, en estricto cumplimiento de lo establecido en el Código de la Niñez y Adolescencia.

Paraguay es el segundo país del Cono Sur con más embarazo adolescente. De cada 100 nacimientos, 20 corresponden a adolescentes de entre 15 y 19 años, según un informe del Ministerio de Salud y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), presentado el 28 de mayo del año pasado en la sede del Crowne Plaza Hotel. Los datos señalan que la situación de pobreza duplica el riesgo de embarazo a edades cada vez más tempranas.