• sábado
    25
    febrero 2017

  • Asunción
    25 °C
    parcialmente nublado

  • Cotización de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.400

    Venta

    G. 5.530

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 320

    Venta

    G. 340

  • Real

    Compra

    G. 1.700

    Venta

    G. 1.800

  • Euro

    Compra

    G. 5.700

    Venta

    G. 6.050

Foto Ilustración: Cristóbal Nuñez.

Mitos y leyendas sobre el oído en verano

“Los problemas con el oído, en esta época son muy frecuentes. Actualmente son el 60% de las consultas en general”, expresó la Dra. María Adelaida Bock, otorrinolaringóloga del Hospital General de Barrio Obrero.

Manifestó que existen demasiados mitos y leyendas. Seguidamente, precisó que uno de ellos, el más popular es que el oído no debe mojarse y esto no es cierto.

“El oído está dividido en tres partes, la parte externa tiene un recubrimiento de piel que protege al oído interno y por lo tanto no se tiene inconvenientes a la hora de sumergirse”, comentó.

Dijo que el problema radica a la hora del secado, que comúnmente se realiza con isopos, cotonetes o toallas.

“Secar el oído de esta forma muchas veces genera micro lesiones en el conducto auditivo y esto deriva generalmente en infecciones”, refirió la médica.

Recomendó -en lo posible- evitar secar el oído por medios mecánicos como los mencionados anteriormente.

“Lo que se debe hacer es colocar en el oído el famoso alcohol boricado. Este por contener ácido bórico seca el oído y con una o dos gotitas al salir del agua ya es suficiente”, subrayó.

Cuidados preventivos

  • En caso de sentir taponados los oídos realizar un lavado.
  • Antes de empezar la temporada de verano, visitar al otorrino.
  • No introducir objetos extraños.
  • Realizar un chequeo previo antes de introducirse al agua.
  • Si ya ingresó a la pileta, piscina, arroyo u otro, utilice una o dos gotitas de alcohol boricado.
  • A las personas con otitis o trastornos en el tímpano se recomienda no usar piletas ni arroyos u otros.
  • No se auto medique, no todas las gotas oticas sirven o solucionan el problema, algunos casos requieren medicamentos vía oral o inyecciones.
  • Ante el menor dolor o molestia, en especial los dolores a la madrugada, se puede tomar un analgésico y luego visitar al profesional.
  • Para pacientes alérgicos que recurrentemente tienen comezón, es recomendable visita al otorrino para un tratamiento posterior.
  • Los tampones son recomendados en personas que practican algún deporte acuático y para aquellas con predisposición a infecciones.

Comentarios