Ciudad del Este. Agencia regional.

En el marco de sus últimas jornadas de visita en Paraguay, la princesa Mako del Japón visitó ayer Alto Paraná para llegar a Yguazú, otra comunidad de inmigrantes japoneses fundada hace 55 años, y luego recorrer la hidroeléctrica Itaipú, en Hernandarias. Los colonos calificaron el encuentro como una visita histórica, ya que después de 38 años recibieron de nuevo a un miembro de la familia imperial en su distrito.

La princesa fue recibida en la Plaza de la Amistad por familias japonesas y paraguayas, además de autoridades locales. Recorrió el lugar, recibió informaciones sobre el distrito, visitó el museo y luego se reunió con algunos representantes de la colectividad, en la sede de la Cooperativa Yguazú, perteneciente a los japoneses radicados en este municipio.

En el lugar, la nieta del emperador Akihito del Japón intercambió breves diálogos con algunos de los inmigrantes, luego continuó el encuentro ya a puertas cerradas por espacio de unos 40 minutos. Finalmente, la princesa y su comitiva se dirigieron a la sede de la Asociación Japonesa para compartir un almuerzo con la comunidad asociada.

A la tarde, la princesa Mako se trasladó hasta la hidroeléctrica Itaipú, donde fue recibida por el director paraguayo, James Spalding, quien destacó la visita y le brindó la información sobre la poderosa usina.