Benjamín Barán (58), Premio Nacional de Ciencia, dice que la Computación Cuántica se avizora como la tecnología más revolucionaria para suceder a lo más moderno que existe hasta hoy día en el campo de la técnica.

Por ALBERTO CASTRO.

Trillada, compleja y apasionante, la tecnología se ha vuelto algo imprescindible en la rutina diario. A fuerza de convivencia, hizo familiar sus términos y cada nuevo invento o artículo tiene la curiosidad garantizada sembrando innumerables preguntas. En la era del progreso veloz, donde todo puede inventarse o reinventarse, también la realidad puede superar a la ficción.

-Ing. Benjamín Barán, en tiempos frenéticos de cambios tecnológicos, donde cada año se inventa algo que revoluciona un rubro determinado, ¿qué nuevas sorpresas pueden preverse? ¿qué algo inimaginado hace 30 años puede presentarse en sociedad?

-Son muchas las nuevas tecnologías que se avizoran en el horizonte tecnológico para los próximos años, con el potencial de cambiar radicalmente nuestro estilo de vida, pero si tengo que escoger solo una, diría que la Computación Cuántica es la más prometedora. Se trata de una tecnología capaz de superar ampliamente a los supercomputadores más potentes de la actualidad en la resolución de muchos problemas computacionales y que incluso prueba hoy en laboratorios su capacidad de realizar experimentos que suponíamos solo de ciencia ficción, como la tele-transportación cuántica.

Una pregunta similar hizo la sociedad de ingenieros más grande del mundo, la IEEE, a los científicos más reconocidos consultando sobre las tecnologías del año 2022, como puede leerse en http://www.computer.org/portal/web/computingnow/2022-Report y el resultado fue una especie de ranking de tecnologías prometedoras, destacándose además de la computación cuántica tecnologías como: Nanotecnología, Fotónica, Internet de las cosas (IoT – Internet of Things), Impresiones 3D, Procesamiento de grandes volúmenes de datos (Big Data), Visión y Reconocimiento de Padrones, Biología computacional, Robots en medicina, Interfaces Naturales de usuario, Sistemas Inteligentes + Aprendizaje de máquinas. Cada una de estas tecnologías merece su propio espacio, por lo que esta vez me limitaré a citarlas.

-Puntualmente en Paraguay, ¿podría destacar las innovaciones más resaltantes en las últimas dos décadas?

-Hace dos décadas, recién estábamos terminando de optimizar nuestra primera conexión satelital para tener Internet en línea, en el Centro Nacional de Computación de la Universidad Nacional de Asunción.

Solo unos pocos utilizábamos Internet y ni nos imaginábamos que cada uno tendría hoy Internet en su bolsillo usando un SmatPhone. Demasiados cambios vienen pasando en estas dos últimas décadas: conseguir un teléfono de línea baja en Antelco/Copaco requería muchas veces meses, hoy tenemos un celular activado en segundos, la TV abierta fue cediendo espacio a la TV por cable con Internet, los sistemas informáticos Clientes/servidor van cediendo espacio para que la Computación en la Nube (Cloud Computing) vaya tomando cuenta de nuestras empresas, incluso aparecen nuevas profesiones que ni existían en los 90's como Web Master o Expertos en Redes Sociales.

¡Resulta apasionante vivir en uno de los periodos de mayores cambios tecnológicos de toda la historia, un periodo en que casi nada nos parece imposible!

-Cómo afecta en la psiquis de la gente tanta tecnología, se vuelve acaso más autómata cuando todo se reduce a tocar un botón, porque lo que en otra época resultaría una utopía ésta generación hasta tiene juegos de realidad aumentada

-La tecnología viene cambiando tanto nuestras vidas que necesariamente debemos cambiar nuestros hábitos y sacar lo mejor de todo lo que nos brinda, cuidando nunca caer en los excesos que al final siempre terminan siendo perjudiciales. Por ejemplo, tener cultura digital es fundamental para acceder a buenos puestos de trabajo, pero su exceso lleva a la adicción, por ejemplo con los jueguitos, al punto de anular la vida física o incluso matar en algunos casos. Es justamente por eso que la adopción de tecnologías no puede hacerse de forma desordenada y solo por impulso, se requiere madurez y conocimiento, o al menos una guía, un asesoramiento adecuado de nuestras mentes más lúcidas, de la gente más capaz que nos rodea. La tecnología no es necesariamente buena o mala en sí misma, todo depende de cómo la usamos.

-La velocidad de los cambios de la ciencia o de la técnica, donde rápidamente algo se vuelve inservible o menos práctico, ¿instala una suerte de obsesión por descubrir o inventar cosas inéditas que lo más rápido posible reemplaze a lo "irremplazable"?

-El ser humano se diferencia del resto de los seres vivos por su inteligencia, su capacidad creadora, de innovar, de intentar resolver sus problemas de la mejor manera posible. No creo que esta ansia de conocimientos sea algo solo atribuible a los nuevos tiempo, posiblemente ya la tuvieron los griegos y luego los romanos. Lo que cambió es nuestra velocidad de generar innovaciones, simplemente porque somos más personas con mejores recursos que los griegos o los romanos.

En cuanto a la velocidad de cambios, deseo mencionar que hasta inicios del siglo XX, el conocimiento se duplicaba solo al pasar varias décadas, digamos medio siglo, pero hoy el conocimiento se duplica aproximadamente cada año y medio, lo que vuelve obsoleto a innovaciones recientes, en cuanto las conocemos y las hacemos parte de nuestras vidas. Un ejemplo, al año de aprender a sacar lo mejor de un celular ya existen nuevos modelos con funcionalidades innovadoras que vuelven obsoletos lo que aprendimos al adquirir el celular. Como la velocidad de cambios se sigue acelerando, existen estudios que indican que veremos duplicar el conocimiento a cada día, lo que podría volver obsoleto o ultrapasado lo que aprendimos el día anterior.

-La tecnología que había cuando el hombre llegó a la Luna con qué se podría comparar en términos de equivalencia en la actualidad

-El hombre llega a la Luna en 1969, cuando no existían todavía ni las computadoras personales, y en Paraguay ni soñábamos con lo que hoy es Internet. Llegar a la luna fue un hito de la tecnología, como hoy lo puede ser la construcciones de computadores cuánticos, como el que hoy están construyendo la NASA con Google en un proyecto conjunto que promete poner en funcionamiento el computador más caro de la historia para aplicaciones de búsqueda e Inteligencia Artificial que superen a los supercomputadores más potentes que hoy puedan existir. Como el proyecto está en andamiento, solo en los próximos años conoceremos los verdaderos resultados de este proyecto u otros similares que se vayan implementando.

-¿Considera que el futuro ya llegó? ¿Qué hay después del futuro? ¿Podríamos avanzar a otra escala o nos acostumbraríamos a un nuevo término que defina lo que llamamos presente?

-Yo creo que vivimos el presente mientras vamos construyendo el futuro. Siempre que sigamos pensando, innovando, actuando con ética y ajustándonos a la moral, tendremos un futuro promisorio, por lo que concretamente, no coincido con el concepto de que el futuro ya llegó. Creo que todavía hay muchos hombres y mujeres de bien que atendiendo a su ética y su moral dan lo mejor de sí para innovar, generando nuevas ideas y tecnologías, por lo que confío que habrá un futuro mejor.

-Puede parecer olímpicamente pueril, pero porqué es frustrante para los jóvenes cuando se cae el Facebook o el Whatsapp. ¿Es la tecnología una adicción o el vicio moderno? ¿Hay dependencia a las redes sociales?

-Es una nueva forma de vida. Nos frustra quedar alejado de lo que conocemos, del mundo en el que nos sentimos cómodos y hoy las Redes Sociales se constituyen en parte fundamental de la vida de un joven de la era digital. No veo nada especial en esto. Me siento igual cuando me cortan la luz o no tengo agua corriente en mi casa, porque dichos servicios son parte de mi vida y no tenerlos me frustra, como me frustraría no acceder a cualquier otro servicio que considero parte de mi confort cotidiano, como la televisión. No veo en esta frustración nada más grave que la frustración que siento por la congestión del tráfico cuando intento llegar a la universidad para dictar mis clases y me encuentro con un nuevo cartel de desvío.

Fuente: MOTOR + TECH