Armando Giménez Larrosa

Periodista

armandogimenez@lanacion.com.py

Los últimos datos de la economía paraguaya alentaron al Banco Central del Paraguay (BCP) a elevar su proyección económica del 2016, en la segunda revisión anual del Producto Interno Bruto (PIB), de 3,0% a 3,5%. El ajuste se explica fundamentalmente por mejoras en las principales actividades primarias y secundarias, además, señalan que el sesgo es al alza, por lo que la proyección puede mejorar en octubre próximo.
Los últimos datos de la economía paraguaya alentaron al Banco Central del Paraguay (BCP) a elevar su proyección económica del 2016, en la segunda revisión anual del Producto Interno Bruto (PIB), de 3,0% a 3,5%. El ajuste se explica fundamentalmente por mejoras en las principales actividades primarias y secundarias, además, señalan que el sesgo es al alza, por lo que la proyección puede mejorar en octubre próximo.

César Rojas, jefe de la división de Análisis del Sector Real del BCP, explicó que el sector primario tuvo un ajuste, que pasó del 2,7%, pronosticado en abril, a 3,6%. "Impulsado por la ganadería, que recupera terreno luego de un inicio no tan bueno, estimando un crecimiento de 5%", dijo.

Al igual que el secundario, el que mayor aporta al PIB, de 4,2% pasó a 6,4%. "La industria manufactura crecería 2,2%, un ajuste del 0,3% frente a la previsión de abril, mientras que en la construcción se espera se expanda 8%, un 0,5% más de lo que se estimaba", acotó.

Solo el terciario registró bajas, pues de 2,5% terminaron estimando solo un crecimiento del 1,9%.
Solo el terciario registró bajas, pues de 2,5% terminaron estimando solo un crecimiento del 1,9%.

Especificó que la revisión al alza, que se sustenta principalmente en factores internos, como la recuperación de actividades puntuales de los sectores primario y secundario, también se debe a factores externos, como las menores caídas en los componentes de la demanda externa (exportaciones e importaciones).

Mencionó, por el lado del gasto, que la demanda interna crecerá 3,1%, tasa levemente menor a la prevista en abril (3,2%). El consumo privado se expandirá a una tasa del 2,9% en el presente período, superior a lo exhibido en la proyección previa (2,7%), en línea con el mayor aumento esperado de la actividad económica y, por tanto, del ingreso en la economía, acotó.

Miguel Mora, economista jefe del BCP, también dijo que con un ajuste de las previsiones de las importaciones y exportaciones, que caerán menos, explicado por la mejora de perspectivas de precios internacionales y de la industria cárnica, mientras que las compras desde el exterior, por el aumento de productos destinados al mercado local.