El músico Daniel Zayas compila desde hace años instrumentos, documentos y registros de la historia del rock nacional. Su sueño es montar un museo.

Por Arturo Peña Villaalta (arturopena@lanacion.com.py) Fotos: Aníbal Gauto / Archivo Museo del Rock Paraguayo.

Se montó en el Teatro Municipal el 14 de febrero del 2014, en el marco del homenaje a los pioneros del rock paraguayo, el National All Rock Stars (el nombre fue una especie de juego, parafraseando a un evento con estrellas de rock internacional que se hizo en Asunción en esos días). Fue la última vez que los amantes del rock pudieron admirar los archivos del Museo del Rock Paraguayo, una colección histórica que reúne piezas de gran valor sobre el surgimiento y proyección de este estilo musical en nuestro país. Desde entonces, estos registros son guardados celosamente por Daniel Zayas, arquitecto de profesión y músico por afición, cantante y líder del grupo de heavy NASH, uno de los pioneros del metal nacional.

Zayas comenzó a seguir el rastro de objetos, instrumentos, documentos, fotos, grabaciones y otras varios registros de la historia del rock paraguayo, desde la época en que las recordadas orquestas comenzaron a tomar características de grupos rockeros, con la impronta, el estilo musical y el mensaje.

Meterse en el archivo del Museo del Rock Paraguayo es una experiencia emotiva y progresiva, ya que cada documento, cada foto o grabación, lleva a una anécdota que a su vez se traslada a otra y así consecutivamente. Es la historia de unos héroes y soñadores que con sus guitarras salieron a dar la batalla del rock en una escena marca por la dictadura, por las carencias en cuanto a equipos, a sponsors, a posibilidades de grabar... Es la historia de una generación que desafío los esquemas de una sociedad conservadora, temerosa, aun poco conocida a pesar de que muchos de aquellos pioneros siguen desafiando al tiempo en los escenarios de la movida rockera nacional.

COMO "MANDRAQUE"

"Entre las cosas tenemos un bajo que mando hacer Alci Rock, allá por 1969, es una réplica de un Hofner, pero con el mango de un contrabajo tradicional. Lo hizo un luthier al que le decían "Mandraque", porque el tipo era hojalatero, de todo. Es una historia muy simpática que muestra cómo se arreglaban los músicos en aquella época para tener instrumentos. No había muchos y tampoco los muchachos tenían plata para comprar", cuenta Daniel Zayas. "Otro instrumento, la guitarra de Cachito Verdecchia, por ejemplo, la rescaté de una casa de empeño".

Zayas viene compilando materiales desde hace unos cinco años. Lo hace de manera particular, sin ningún tipo de apoyo. También toma el recaudo de que sean instrumentos originales. En su pesquisa adquirió varios instrumentos que son emblemáticos de la etapa de formación y consolidación del movimiento rockero. También ha compilado registros de audio muy importantes, como las cuatro canciones grabadas por el grupo paraguayo Los Rebeldes a mediados de los 60, que pueden considerarse como las primeras hechas por un grupo de rock paraguayo. Entre los instrumentos, las joyas de la colección son las guitarras utilizadas por el guitarrista Roberto Thompson, quien tocó en varias bandas legendarias como Faro Callejero y Pro Rock Ensamble. Con esta última grabó el primer sencillo y el primer LP (Música para los perros) del rock nacional, a inicios de los 80.

BUSCA APOYO

Zayas comenta que desde un principio la idea era montar el Museo del Rock Paraguayo de forma permanente, para que tanto los amantes de la música como los propios músicos de hoy puedan conocer de donde viene toda esta historia, dónde están las raíces del rock nacional". Por el momento, el Museo está planteado como una muestra itinerante, que se puede instalar en un lugar de acuerdo a solicitudes de la gente. Sin embargo, desde aquella puesta en el 2014, el acervo nunca más se volvió a exponer.

Cuenta también que había tenido conversaciones con autoridades de la administración anterior de la Municipalidad de Asunción y que inclusive habló con el actual intendente Mario Ferreiro, una persona que también vivió esa época en su carácter de presentador y organizador de eventos musicales. Este le mostró su interés pero aun no hubo otro contacto posterior. En la Secretaría Nacional de Cultura lo invitaron a concursar como proyecto.

Dani ha creado un sitio en la red social Facebook, llamado Museo del Rock Paraguayo, donde comparte documentos y materiales de audio. Es un sitio muy recomendado para los que quieran conocer un poco de la historia de la música nacional, ya que muchos músicos y gente de la época interactúa en ese espacio, agregando datos y compartiendo anécdotas.

"El Museo no es poner en una mesa un montón de documentos. Tiene que ser tratado por una persona especialista que pueda aprovechar todo el acervo para contar la historia. Los instrumentos tienen que estar en exhibidoras adecuadas. Además, todo debe estar en un lugar seguro. Es decir, implica un recurso monetario importante que yo, de forma privada, no tengo. Pero si nadie me da el apoyo probablemente lo monte acá mismo en mi casa, como un local donde puedan venir los músicos a compartir en un ambiente lleno de historia. Como un Hard Rock Café, pero de rock nacional", agregó Zayas.

FUENTE: IDEAS + PALABRAS (Suplemento de los domingos del diario La Nación).