• lunes
    29
    agosto 2016

  • Asunción
    14 °C
    llovizna debil

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.450

    Venta

    G. 5.490

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 330

    Venta

    G. 350

  • Real

    Compra

    G. 1.610

    Venta

    G. 1.680

  • Euro

    Compra

    G. 5.950

    Venta

    G. 6.300

Juan Angel Napout solicitó revisión de su prisión domiciliaria.

Napout pide libertad ambulatoria y reducción de fianza

La defensa del expresidente de la Conmebol pide a la justicia norteamericana reducir 15 millones de dólares la fianza actual y solicita además eliminar el arresto domiciliario que pesa sobre Juan Angel Napout.

Los abogados Silvia B. Piñera-Vazquez, John Pappalardo y Jacqueline Beccera, defensores del ex-presidente de la APF y la CONMEBOL, Juan Angel Napout, presentaron una solicitud al juez Raymond Drearie en el juzgado de Nueva York para disminuir la fianza actual de 20 millones de dólares a 5 millones. También solicitaron modificar el arresto domiciliario actual de 24 horas a un régimen de libertad ambulatoria entre las 7:00 y las 19:00.

De acuerdo a los documentos, el principal argumento de la defensa de Napout es que no existe suficiente evidencia para justificar la fianza establecida. Desde su arresto en diciembre, la única prueba que la Justicia estadounidense mostró a los abogados defensores es una declaración no registrada ni corroborada con documentos de uno de los co-conspiradores que actualmente está procesado. Según los abogados, esto no puede ser nunca una prueba suficiente para tenerlo bajo arresto en las condiciones en que está Napout.

A diferencia de los otros acusados en el caso, entre ellos el también expresidente de la Conmebol Nicolás Leoz, las acusaciones contra Napout no establecen que algún dinero ilícito haya sido depositado en sus cuentas bancarias. Tampoco se registraron o interceptaron comunicaciones de Napout involucrado en acciones de conspiración criminal, según la defensa.

Hoy Napout está bajo arresto domiciliario en su residencia en Miami, Florida con un tobillera para monitoreo GPS (Un sistema que permite registrar los movimientos del acusado mediante satélites). Solo puede salir mediante autorización del FBI y la oficina de Servicios Previos al Juicio (PTS) por 90 minutos para realizar ejercicios diarios, visitar a sus abogados y realizar consultas médicas. Para los abogados es una invasión a la privacidad de Napout que el gobierno norteamericano tenga conocimiento de las reuniones con sus abogados y médicos.

Una de las condiciones de la justicia norteamericana es la presencia de un servicio de seguridad las 24 horas del día. Este servicio debe ser pagado por Napout, al igual que el monitoreo GPS, y cuesta US$ 75 mil dólares al mes. Debido a que la fianza fue establecida por el total del valor de los bienes de Napout, esto dificulta el pago de estos servicios y las necesidades de su familia.

OFICIAL A CARGO ESTÁ DE ACUERDO

La oficina de Servicios Previos al Juicio (PTS), encargada de analizar las fianzas y el riesgo de fuga, determinó que en este caso no existe tal situación y que las condiciones actuales de la fianza no son necesarias. La oficial asignada al caso, Olga Serrano, está de acuerdo que un periodo de libertad entre las 7:00 y las 19:00 horas y el uso del monitoreo GPS son suficientes para controlar sus movimientos y asegurar su aparición en el juicio, siempre según las documentaciones presentadas por la defensa ante la justicia de los Estados Unidos.

Los abogados también plantean que la salud de Napout se ve afectada por su constante hacinamiento, por lo que es necesario que pueda salir durante el día para evitar posibles complicaciones a futuro, señalan.

La defensa ya hizo este pedido ante la fiscalía norteamericana, pero estos rechazaron un acuerdo sobre el mismo. El 16 de marzo próximo, Napout debe presentarse ante el juzgado de Raymond Drearie para una audiencia de comparecencia, al igual que todos los acusados en el caso.

Comentarios