Todos los funcionarios desaparecidos en San Rafael fueron encontrados y están a salvo informó el departamento de Prensa de la Secretaría del Ambiente.

Los guardaparques y fiscalizadores que se encontraban realizando monitoreo se dispersaron tras ser atacados por malvivientes. También policías que los acompañaban fueron emboscados en la reserva por supuestos traficantes de rollos y "marihuaneros", generándose un tiroteo. El procedimiento tuvo lugar por denuncias de deforestación.

Según los datos, nueve agentes de policía ingresaron a Enramadita, zona norte de Caazapá, y al ser divisados por los taladores ilegales fueron rodeados en el intento de evitar el procedimiento.

Tras el tiroteo y viéndose superados en menor número, los fiscalizadores tuvieron que separarse y se adentraron al bosque para resguardarse de los disparos.