• viernes
    1
    julio 2016

  • Asunción
    28 °C
    despejado

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.530

    Venta

    G. 5.590

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 330

    Venta

    G. 365

  • Real

    Compra

    G. 1.640

    Venta

    G. 1.700

  • Euro

    Compra

    G. 6.100

    Venta

    G. 6.550

Las cuentas de internet se piratean con un sencillo 1-2-3-4-5-6

Washington, Estados Unidos | AFP |

A pesar de la decena de millones de personas cuyas cuentas han sido pirateadas, muchos usuarios de internet continúan usando contraseñas débiles y fáciles de adivinar.

Un informe publicado este martes por la firma de seguridad informática SplashData indica que la contraseña más común entre los usuarios de Internet en 2015 fue “123456”, tal como viene sucediendo desde el año 2011.

Así, el quinto reporte anual de SplashData, que compila información de más de dos millones de contraseñas, muestra pocos cambios en la elección de seguridad de los navegantes.

Incluso a pesar de la exigencia de algunos sitios web de contraseñas nuevas y más largas, “son tan simples como para que su longitud se vuelva virtualmente inútil como medida de seguridad”, indicó la compañía en un blog.

En la cima del ranking de contraseñas más usadas también figuran “12345678”, “qwerty”, “12345” y “123456789”, señala el informe.

Otras claves populares se basan en la posición de las letras en los teclados, como “1qaz2wsx” (primeras dos columnas de letras y números) y “qwertyuiop” (primera fila de letras). Pero están “basadas en un patrón simple que puede ser fácilmente adivinado por los hackers”, indica SplashData.

“Vemos que hay un esfuerzo de muchas personas por tener más seguridad agregando caracteres a las contraseñas, pero si estas claves más largas están basadas en patrones simples, se corre el riesgo de que los hackers roben tu identidad”, alertó Morgan Slain, jefe ejecutivo de la compañía.

La epidemia de hackeos ha motivado a algunas compañías en línea a cambiar las contraseñas por otra forma de identificación y verificación como la biometría.

Por ejemplo, las huellas digitales, que son cada vez más populares en dispositivos móviles, así como el reconocimiento facial o de iris ocular.

Algunos sitios web están cambiando hacia la “verificación en dos pasos”, que requiere a los usuarios un código extra de autentificación para los móviles.

Comentarios