• sábado
    1
    octubre 2016

  • Asunción
    16 °C
    neblina

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.490

    Venta

    G. 5.535

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 335

    Venta

    G. 360

  • Real

    Compra

    G. 1.640

    Venta

    G. 1.700

  • Euro

    Compra

    G. 6.100

    Venta

    G. 6.380

Negocios de más de medio siglo innovan para seguir vigentes

Ante la incesante competencia comercial que existe en la actualidad, los negocios tradicionales de Asunción han apostado a la innovación para seguir permaneciendo en el mercado, manteniendo la calidad de sus productos y conservando la fidelidad de sus clientes. Es el caso de Lido Bar, que ya lleva 62 años siendo la típica esquina gastronómica más concurrida del centro capitalino.

De esta manera, Esterlinda Bazán, gerente del tradicional sitio, mencionó que para mantenerse durante tantos años, “el éxito del negocio se basa en el cuidado de la calidad de los productos” y en la buena atención que brindan a los clientes.

La misma se refirió además al gran desafío que tuvieron al abrir la primera sucursal en Villamorra, luego de 61 años, “hecho que se debió principalmente a las exigencias de los consumidores”, señaló.

Lido Bar recibe actualmente a más de 1.000 personas al día, manteniendo siempre este flujo, y otra de las innovaciones que implementó fue la inversión en la adquisición de nuevas tecnologías, ya que cambiaron todo el equipo tradicional por maquinarias inteligentes y de mayor capacidad, para producir más y mejor, aseguró la gerente.

La gente siempre prefiere los platos tradicionales y creo que ese es otro factor que nos hace seguir cosechando éxitos”, finalizó Bazán.

LUCHA

Por otro lado, otra empresa que ya cuenta con una tradición en el mercado es la panadería La Palmera, que recientemente cumplió 85 años. En este sentido, Amparo Fontclara, presidenta de la empresa, aseguró que “el secreto de mantenerse en el rubro ha sido siempre la lucha diaria, además de aplicar innovaciones constantes”.

En cuanto a los cambios, la panadería ha introducido una nueva variedad de productos, para de esta forma ajustarse a las exigencias del mercado. De esta manera, ha creado una diversidad de panes, algunos con uso de harina de salvado, semillas, varios tamaños, estilos de masa y utilizando productos importados, explicó Fontclara.

También se encargaron de invertir en la compra de maquinarias, reemplazando la utilización de leña por hornos eléctricos e industriales.

MAAHSA también se encuentra dentro del conjunto de empresas antiguas, pero siempre en vigencia. Se trata de un emprendimiento familiar que el próximo mes cumplirá 91 años de trabajo. En tal sentido, Franca Morábito, vicepresidenta de la empresa, dijo que “el éxito está en el trabajo constante y en conocer lo que uno hace, siempre con los mejores a nivel mundial”. La firma crece constantemente y la proyección que tiene es seguir aplicando innovaciones a las marcas ya desarrolladas, entre ellas la línea de insecticidas Mapex, así como la de jabones Morotî.

Otras empresas tradicionales que ya cuentan con varios años en el mercado nacional son Laboratorios Lasca, Iris, Yerba Mate Pajarito, Transporte Nuestra Señora de la Asunción, Grupo Toyotoshi, Laboratorios Catedral, Confitería La Negrita, Jabones Inca, entre otros.

Comentarios