• sábado
    25
    junio 2016

  • Asunción
    21 °C
    nublado

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.600

    Venta

    G. 5.680

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 340

    Venta

    G. 370

  • Real

    Compra

    G. 1.570

    Venta

    G. 1.650

  • Euro

    Compra

    G. 6.180

    Venta

    G. 6.650

Tributo a David Bowie en las calles de Berlin. Foto: AFP /ODD ANDERSEN

Murió David Bowie

Londres, Reino Unido | AFP , por Jessica BERTHEREAU.

La leyenda británica de rock David Bowie murió de cáncer a los 69 años, tras una carrera excepcional y dos días después de la salida de su 25º álbum, una noticia acogida con gran sorpresa y dolor por el mundo de la música.

“David Bowie murió en paz hoy rodeado de su familia al término de una valiente batalla de 18 meses contra el cáncer”, indicó un mensaje fechado el domingo y difundido este lunes en sus cuentas de Twitter y Facebook.

El comunicado no precisa dónde murió el artista, que residía desde hacía tiempo en Nueva York.

“Lamento y me entristece decir que es verdad. Estaré desconectado durante un tiempo. Os quiero a todos”, confirmó en Twitter su hijo Duncan Jones, que publicó además una foto en blanco y negro en la que aparece él de bebé sobre los hombros de su padre.

La muerte de Bowie coincidió con el lanzamiento de su último trabajo de estudio, “Blackstar”, un álbum con aires de jazz que salió a la venta el viernes pasado, día de su 69 cumpleaños.

De inmediato, llovieron las reacciones en homenaje en todo el mundo.

“Crecí escuchando y viendo el genio del pop David Bowie. Sabía reinventarse mejor que nadie, siempre acertaba. Una enorme pérdida”, reaccionó el primer ministro británico, David Cameron, en su cuenta de Twitter.

“¡Estoy devastada! ¡Este gran artista cambió mi vida! El primer concierto que vi en Detroit! R.I.P”, afirmó Madonna en la misma red social.

Para el rapero Kanye West, Bowie fue una de sus “principales fuentes de inspiración, (era) tan valiente, tan creativo, nos dio magia para toda una vida”.

El actor estadounidense Mark Ruffalo lo definió como “el padre de todos nosotros, los frikis”.

David Robert Jones nació el 8 de enero de 1947 en el seno de una familia modesta de Brixton, un barrio popular del sur de Londres. Abandonó el colegio en la adolescencia y saltó a la fama en 1969 con “Space Oddity”, una mítica balada sobre la historia de Major Tom, un astronauta que se pierde en el espacio.

A partir de entonces, multiplicó sus álbumes, cambió su música, encarnó diferentes personajes, convirtiéndose en el hombre de las mil caras, gracias a su formación como mimo, su gusto por los disfraces y la moda o su afición al teatro kabuki. También participó en muchas películas.

No dejó de sacar discos y realizar giras hasta inicios de los años 2000, pero un problema cardíaco sufrido sobre el escenario durante un festival alemán en junio de 2004 puso fin a esta época tan fructífera.

Obligado a un largo reposo durante casi una década, sus apariciones fueron escasas, pero los últimos años volvieron a ser prolíficos.

Hace tres años, el músico británico ya había elegido el día de su cumpleaños para romper una sequía musical con la canción “Where Are We Now?”. Este tema lleno de referencias a su etapa berlinesa avivó una llama que algunos consideraban vacilante.

Dos meses más tarde, un nuevo álbum con acentos de rock, “The Next Day”, confirmó el regreso en plena forma del influyente y camaleónico artista.

Entre sus últimos proyectos, destaca el tema que acompaña los créditos de la serie de televisión franco-británica “The Last Panthers”, la comedia musical “Lazarus” y algunas colaboraciones, como en el último álbum de The Arcade Fire.

En “Blackstar”, representado por una misteriosa estrella negra de cinco puntas, la batería y el saxo comparten protagonismo con la inconfundible voz de Bowie.

El artista se divierte estirando y desestructurando sus siete temas, que superan ampliamente el formato estándar de tres o cuatro minutos. Hay también resonancias con sus trabajos anteriores, como el clásico “Low” (1977) o “Black Tie White Noise” (1993) que relanzó a Bowie después de los difíciles años 1980.

Comentarios