• martes
    26
    julio 2016

  • Asunción
    21 °C
    parcialmente nublado

  • Cotizaciones de monedas

  • Dólar Americano

    Compra

    G. 5.500

    Venta

    G. 5.545

  • Peso Argentino

    Compra

    G. 320

    Venta

    G. 360

  • Real

    Compra

    G. 1.600

    Venta

    G. 1.650

  • Euro

    Compra

    G. 6.100

    Venta

    G. 6.480

En Marina Cué vuelve la tensión entre los campesinos y la policía

Nuevamente Marina Cue se encuentra en un ambiente tenso, luego de que campesinos impidieran ayer el ingreso de una comitiva fiscal -policial que llegó hasta el lugar con propósito de relevar datos de las personas que ingresaron en las tierras reivindicadas por la empresa Campos Morombí SA, perteneciente a la familia del fallecido ex senador colorado Blas N. Riquelme, en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú.

El operativo de la Policía Nacional y la Fiscalía corresponde a la primera fase previa al desalojo de la propiedad, que consiste en la verificación y el relevo de datos, tarea que un grupo de unas 100 personas lograron impedir al cerrar el acceso a los cerca de 200 uniformados que debían realizar la diligencia.

Los efectivos pertenecientes a diversos destacamentos, como fuerzas especiales y antidisturbios, fueron frenados por los campesinos fuertemente armados, quienes les bloquearon el acceso a la propiedad. La diligencia estuvo encabezada por el fiscal Rolando Rivas y el comisario Luis Cantero, director de la Tercera Zona Policial.

EXCEDENTE”

Los campesinos se encuentran asentados en un territorio de unas 8.500 hectáreas y argumentan que se trata de un excedente de la reserva, que tiene una extensión total de 40.000 hectáreas. Uno de los dirigentes manifestó a los intervinientes que tienen información de que tales parcelas no corresponden a Campos Morombí, sino al Estado y que por ende, pueden reclamarlo. “Las familias asentadas no abandonarán el lugar hasta tanto los Riquelme demuestren documentos que avalen que esa porción de terreno les pertenece”, señaló.

Campos Morumbí saltó al tapete luego de un sangriento enfrentamiento entre policías y campesinos el 15 de junio del 2012, donde murieron 7 uniformados y 11 labriegos. Los hechos derivaron a la destitución vía juicio político el entonces presidente de la República, Fernando Lugo, el 22 de junio del 2012. Por la causa fueron imputados 13 campesinos que a casi cuatro años del hecho aún enfrentan un proceso judicial.

Comentarios