El viceministro del Interior, Javier Ibarra, explicó que esta madrugada sufrió el robo de dos fusiles y una pistola, que estaban en el interior de la camioneta blindada que utiliza habitualmente. Llama la atención que la alarma del rodado no sonó.

Ibarra relató a la 970 AM que dejó estacionado su vehículo frente a la casa de su madre, de donde se retiró a las 4.00, hora en que se percató que la camioneta fue violentada en el techo corredizo. Llevaron un fusil tipo Carabina M4 y una pistola marca Glock 17, ambas de su propiedad; además de un fusil perteneciente a la Policía Nacional que era utilizada por su custodio.

Ibarra señaló que la camioneta está blindada por seguridad y cuenta con alarma pero le resulta sumamente extraño que igual los delincuentes pudieron violentarla y agregó que tampoco sonó la alarma.

En la guantera había otra arma, un revolver también propiedad del viceministro, que no fue sustraída. "Revise la guantera y estaba el revolver pero después revisamos atrás y nos dimos cuenta que no estaban los fusiles y la pistola", expresó Ibarra.