La Cámara de Senadores rechazó ayer y remitió al archivo el polémico proyecto de ley que obligaba a las prestadoras de internet a conservar los datos de conexión de los usuarios, propuesta más conocida como ley "pyraweb". La pretendida normativa había sido rechazada por Diputados, donde fue considerada violatoria de las normas que garantizan los derechos humanos, incluyendo la misma Constitución Nacional.

El mencionado documento fue presentado por los senadores Fernando Silva Facetti, Arnaldo Giuzzio, Roberto Acevedo y Arnaldo Wiens, quienes defendieron el contenido del mismo y lo calificaron como fundamental para una lucha efectiva en contra de todo tipo de abusos, principalmente lo que tienen por víctimas a menores de edad.

El proyecto recibió en su momento duras críticas de parte de organizaciones de derechos humanos y la ciudadanía en general que la calificaron de grave retroceso en materia de derechos humanos.

CAMBIOS

Durante su tratamiento por parte de ambas cámaras de Congreso Nacional, la versión original fue pasando por varios cambios, siendo las principales las referidas al tiempo de duración de la retención de las informaciones, la cual debía ser solamente hasta un año por parte de la empresa proveedora de servicios. Se agregaba en el Senado que habrá sanciones para aquellas que no cumplan con esta disposición, pero no se establecieron los tipos de castigo.

Se incorporó, asimismo, que los datos sean proveídos dentro de un proceso penal abierto, con la finalidad de investigar a responsables de hechos punibles. Estas modificaciones provocaron el rechazo total en la Cámara Baja y el Senado ayer no tuvo la cantidad de votos para ratificarse en su postura.

Uno de los más férreos defensores de la ahora fallida normativa fue el senador Giuzzio, quien denunció que se había montado una supuesta campaña tendenciosa en contra de la iniciativa.